Un postre de los Paises Bajos: Hangop, dos ideas, dos sabores

El hangop es una manera distinta de tomar el yogur. Mucho más cremoso por el tratamiento que recibe y que combina con todo. Si os gustan los yogures cremosos, os encantarán éstas dos recetas de hoy en Delicious Martha: Hangop con cerezas y Hangop con nísperos.

Hangop con cerezas

Hangop con nísperos
Éste es un postre típico de los Países Bajos, elaborado principalmente con buttermilk (el suero de la mantequilla) y/o yogur. Podemos hacerlo en casa de forma muy sencilla usando sólo yogur griego, y el resultado es extraordinario.
Recibe éste nombre precisamente por la forma en que se obtiene: Del inglés, to hang (colgar) y op (a algo). Es decir, colgando el yogur con una gasa para que drene el suero y se obtenga una mayor consistencia.

Hangop con cerezas
Esto mismo en Oriente Medio recibe el nombre de Labneh. Y en la India, Chakka, que una vez azucarado y aromatizado es conocido como Shrikhand. A parte de los beneficios del yogur y los lácteos, las posibilidades que nos ofrece esta preparación son inmensas. En esta ocasión lo presento como postre o merienda, endulzado y acompañado de fruta, pero podemos aromatizarlo con vainilla, canela, algún licor o en formato salado acompañando una tostada con un poco de aceite de oliva y especiado con albahaca, orégano… ¡Una delicia!
Hangop con nísperos
Ingredientes para dos Hangops:
  • 4 yogures griegos (aproximadamente 450 gr.)
  • Azúcar moreno (Ver notas)
Para la versión con cerezas:
  • Hangop
  • 15-20 cerezas, limpias y deshuesadas
  • Ralladura de 1/2 limón
  • 4 c/s de azúcar moreno
  • 1/2 vaso de agua
Para la versión con nísperos:
  • Hangop
  • 6-8 nísperos maduros, deshuesados y troceados
  • 4 c/s de azúcar moreno
  • 1/2 vaso de agua
Preparación:
En un bol amplio, disponer un colador forrado con una gasa tupida. Verter encima el yogur y reservar refrigerado 24 horas para que drene todo el suero y adquiera más consistencia.
Para la salsa de cerezas:
Lavar y cortar por la mitad las cerezas. Descorazonarlas y ponerlas en un cazo junto a la ralladura de limón, el azúcar y el agua. Cocer a fuego medio durante 35-45 minutos o hasta que adquiera una textura densa de mermelada.
Con la ayuda de un tenedor, aplastar ligeramente las cerezas, dejando trozos grandes.
Poner en un bote de cristal y reservar hasta tener el hangop listo.
Para la salsa de nísperos:
Pelar y cortar los nísperos en trozos pequeños. Poner en un cazo junto al azúcar y el agua y cocer de la misma forma que con las cerezas.
Cuando adquiera la consistencia, reservar hasta el montaje de los vasitos.
Montaje de los hangops:
Repartir dos cucharadas de la salsa de frutas en vasitos. Repartir encima el hangop, que habrá drenado y tendrá una consistencia densa y cremosa.
Decorar con una cereza o con unas hojitas de menta y reservar refrigerado hasta el momento de servir.
NOTAS:
  • Si os gusta el yogur azucarado, añadid 2 c/s al hangop. Si por el contrario os gusta el sabor ácido, con el dulzor de la salsa de frutas es suficiente
  • Os animo a que lo probéis con las combinaciones que más os gusten y me contéis
Hangop con nísperos
Hangop con cerezas
Delicious Martha

Delicious Martha

2 comentarios

  • Aisha
    12/05/2014 en 8:13 am

    La verdad que el hangop es el único yogur de Holanda que me gusta, porque los demás ni fú ni fá 🙂
    Rica copa de yogur!
    besos

    • Marta Sanahuja
      12/05/2014 en 10:31 am

      Muchísimas gracias Aisha.
      A mi el yogur me encanta, pero éste con la fruta está especialmente bueno!

      Un beso 😉

Leave a Comment