Un trozo de paraíso: Tarta rellena de brownie con fresas

Reconozco que soy adicta a la fruta. Me chifla. Y más aún cuando empieza el buen tiempo, una fruta fresca de temporada por sí sola puede ser una delicia. Pero también tengo que reconocer que hay otra cosa que crea más adicción aún: fresas con chocolate. Una de las mejores combinaciones que existen sobre la faz de la Tierra. Hoy en Delicious Martha he querido traeros un trozo de paraíso a aquellos que les guste, como a mí, esta maravillosa mezcla: Tarta rellena de brownie con fresas.

 

La receta es una pequeña adaptación de la que encontré hace muy poco tiempo en Memòries d’una cuinera y, a medida que la iba leyendo, se me hacía la boca agua. Ha pasado poco tiempo desde que di con ella hasta que la he preparado, pero os aseguro que se me ha hecho eterno.

Creo que se convertirá en un referente a partir de ahora, porque combina la textura crujiente de la base chocolateada con el intenso sabor y la densidad característica del brownie, la suavidad en boca de la ganache y el súmmum: la frescura y acidez de las fresas.

Os advierto que es contundente… Así que avisad a vuestros comensales para que dejen sitio para el postre, porque resulta inevitable comer sólo un trocito.

De verdad, probadla. No os dejará indiferentes.


Ingredientes para una tarta rellena de brownie con fresas:

Para la base:

  • 100 gr. de harina de repostería
  • 20 gr. de cacao puro en polvo
  • 80 gr. de mantequilla, en textura pomada
  • 60 gr. de azúcar glas
  • 1 huevo M
  • 1 pizca de sal
Para el relleno de brownie:
  • 10 gr. de mantequilla
  • 50 gr. de chocolate (70% cacao)
  • 70 gr. de azúcar mascabado (o moreno)
  • 1 huevo M
  • 50 gr. de harina
  • 15 gr. de cacao puro en polvo
  • 1/2 c/p de impulsor
  • 1 pizca de sal
Para la ganache:
  • 100 gr. de chocolate (70% cacao)
  • 100 gr. de nata (35% M.G.)
Para la decoración:
  • Fresas, lavadas y partidas por la mitad

Preparación:

De la base:

En un bol amplio, tamizar el cacaola pizca de sal y la harina. Incorporar la mantequilla en textura pomada y, frotando con los dedos, mezclar los ingredientes hasta que se convierta en migajas.

En otro bol, batir el huevo, mezclar con el azúcar y añadir a la mezcla anterior.

Trabajar lo justo la masa, hasta poder formar una bola. Envolverla con papel film y refrigerar durante 1 hora.

Precalentar el horno a 180ºC. Sacar la masa de la nevera y, con la ayuda de un rodillo, estirarla entre dos papeles vegetales o papel film, hasta tener un grosor de un 3 mm.

Disponerla sobre el molde engrasado y presionar con los dedos para adaptarla.

Pinchar con un tenedor y cubrir con papel de hornear. Poner pesos o legumbres encima para que no suba durante la cocción.

Hornear 10 minutos, retirar del horno, quitar los pesos y hornear 5 minutos más.
Dejar enfriar completamente sobre una rejilla, a temperatura ambiente.
Del relleno:

Picar el chocolate y ponerlo en un cazo al baño María junto a la mantequilla cortada a dados hasta que se fundan y se obtenga una crema espesa y brillante.
Por otro lado, batir el azúcar con el huevo hasta que blanquee e incorporarlo a la mezcla anterior con movimientos suaves y envolventes.
Mezclar la harina, el impulsor, la pizca de sal y el cacao y tamizar sobre la combinación de chocolate y huevo. Combinar hasta integrar por completo todos los ingredientes.

Verter sobre la base ya enfriada y hornear a 180ºC durante 15 -20 minutos o hasta que, al clavar una aguja en el centro, ésta salga limpia.

Retirar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla.

De la ganache:

Picar el chocolate y ponerlo en un bol refractario.

Llevar la nata a ebullición y, justo cuando llegue al punto, retirar del fuego y verter sobre el chocolate.

Remover para derretir completamente el chocolate y dejar templar 5 minutos.

Verter sobre el relleno de la tarta y dejar enfriar a temperatura ambiente.

Montaje:

Lavar, secar y partir las fresas por la mitad y disponerlas sobre la ganache.

Refrigerar la tarta hasta el momento de servir.

Delicious Martha

Delicious Martha

Leave a Comment