Tarta hojaldrada de mango y frambuesas

Una tarta distinta y muy apetecible para los meses más calurosos del año es ésta Tarta hojaldrada de mango y frambuesas que hoy tenemos en Delicious Martha. La fruta le aporta mucha frescura y con la base fina de hojaldre resulta ligera y suave.

Normalmente vemos este tipo de tartas con la masa de hojaldre más aireada, y en general elaborada con frutas más dulces como la manzana, los higos, el melocotón, o las tan conocidas pastas coronadas con una macedonia de frutas (kiwi, fresa, plátano, …) cubierta con gelatina sobre una base de crema pastelera.

En Delicious Martha he querido hacer un típico totalmente nuevo, usando frutas que normalmente no se ven en estas preparaciones, pero que pueden funcionar muy bien, como son el mango y la frambuesa.
La base de hojaldre caramelizado, junto a la acidez de las frambuesas y el mango y el sabor intenso del chocolate hacen de esta tarta una combinación exquisita. Perfecta como postre después de una comida veraniega.
Además, es muy fácil y rápida de preparar. Un bocado perfecto.
Ingredientes para una Tarta hojaldrada de mango y frambuesas:
  • 1 lámina de hojaldre (mejor si es casero)
  • 4 c/s de azúcar moreno
  • 100 gr. de chocolate (70% cacao)
  • 50 ml. de nata (35% M.G.)
  • 1 mango
  • un puñado de frambuesas
Preparación:
Precalentar el horno a 200ºC.
Sobre la mesa de trabajo, repartir dos cucharadas de azúcar y estirar la lámina de hojaldre encima.
Poner las dos cucharadas restantes de azúcar sobre el hojaldre y pasar el rodillo varias veces para que el azúcar, tanto de la parte inferior como de la parte superior, se adhiera a la masa.
Colocar la lámina en una bandeja de horno forrada con papel vegetal. Pinchar ligeramente con un tenedor, poner un papel sobre la masa y una fuente encima (para evitar que suba). Hornear durante 15 minutos.
Retirar la fuente y el papel. Hornear 5 minutos más para que adquiera un tono dorado y se caramelice.
Sacar del horno y dejar enfriar completamente a temperatura ambiente.
En un cazo, llevar a ebullición la nata. En cuanto hierba, verter sobre el chocolate troceado pequeño y remover para que se funda completamente, hasta obtener una crema brillante y homogénea.
Por otro lado, cortar, pelar y trocear el mango a láminas finas. Reservar.
Lavar las frambuesas y reservarlas también.
Extender una capa de chocolate sobre la lámina de hojaldre ya fría (reservar dos cucharaditas para el decorado). Dejar enfriar un poco y repartir por encima la fruta.
Hacer unos hilos con el chocolate reservado.NOTAS:

  • Se puede cubrir con una gelatina tal y como normalmente se prepara. De ésta forma le damos un toque más brillante en la presentación. Pero sin ella está igualmente deliciosa y las frutas quedan pegadas al chocolate, por lo que al cortarla no se desmonta.
  • Si hace calor, refrigerar hasta el momento de servir.
  • Podemos guardarla en un recipiente hermético en frío, pero es aconsejable consumirla en el mismo día porque la textura del hojaldre se pierde en contacto con la cobertura.

Delicious Martha

Delicious Martha

Leave a Comment