Qué me hace feliz

Ayer empecé mi aventura en la radio.

Por primera vez en mi vida, me expuse a un público totalmente desconocido para hablarles de algo que me apasiona, un mundo que me absorbe y me contagia de emociones como es la gastronomía.

A pesar de los nervios, la experiencia fue muy enriquecedora y podré disfrutar de ella semanalmente durante un tiempo.

Después de la sección, repasándolo todo, buscando errores por corregir y haciendo autocrítica, me inundó una sensación impresionante de orgullo y gratitud. Me di cuenta de lo afortunada que era por tener esa oportunidad, cuando aún no se cumplen los 3 meses desde el nacimiento de Delicious Martha y ya estaba contando al mundo una receta hecha por mí.

Os aseguro que ése momento lo recordaré toda mi vida. La felicidad que me impregnó va a dejarme huella durante mucho tiempo.

Gracias Jordi por esta oportunidad.

Después de esto, una cosa me llevó a la otra y empecé a pensar en qué es lo que me hace feliz. Cuáles son aquellos instantes que me llenan, que hacen que me emocione, que me sienta viva y agradecida por estar
aquí, y poder disfrutarlo.

No ha sido del todo fácil, pero creo que he conseguido una pequeña colección de mis momentos felices (aunque estoy convencida de que me dejo unos cuántos).

 

Colección de momentos que me hacen feliz

Oler lo que estoy cocinando.

Y que quienes lo coman reciban el cariño con el que lo
preparo

Ver un partido de fútbol amateur, o una carrera de motociclismo.

Y sentirte parte de ello, emocionarte, disfrutar, alentar, …

 

La sonrisa de quién recibe mi regalo.

Ese pequeño gesto entre emoción y alegría que traspasa mi
corazón.

Un mensaje de un amigo con quien hace mucho que no hablo.

Y que me hace recordar que “nuestras huellas dactilares no
se borran de las vidas que tocamos”.

 

Levantarme temprano, en silencio,

Y planificar un día maravilloso oliendo el aroma de la taza enorme de café que me acompaña

Escuchar música estirada en la cama.

Pensando en lo bonita que es la vida, o sólo tarareando la
canción, haciendo el mundo tuyo.

 

Notar la arena caliente de la playa en los pies.

Sentir que te acaricia.

Las conversaciones eternas con un amigo junto a una taza de
café.

Intentando resolver el mundo o con la conversación más
estúpida.

 

Dar o recibir un beso de alguien querido.

Sin esperarlo, pero dando o recibiendo todo el amor al mismo
tiempo.

 

Recordar épocas pasadas con amigos.

Sabiendo que antes todo importaba menos, que las
preocupaciones no existían.

 

Sonreír sin motivo aparente,

Y contagiarlo a quienes me rodean.

 

Oír el sonido de la lluvia desde la cama.

 

Encontrar una receta fantástica que preparar.

Leer su historia, su origen y sus posibilidades.

Reír hasta tener dolor de estómago.

Y sentir que todos tus músculos bailan al compás.

 

Un paseo en bici en verano,

Sintiendo el viento en la cara.

 

Abrir un libro antiguo,

E impregnarme del olor de la tinta.

 

Los días de invierno que parecen verano,

En los que el sol acaricia tu piel fría.

Meterme en la cama con las sábanas impolutas,

Oliendo a ropa recién planchada.

 

Leer frases inspiradoras,

Anotarlas y releerlas hasta que quedan marcadas en mi mente.

Ver una película triste, llorar.

Y apreciar mucho más la vida y lo que me rodea.

 

Ver terminada una cosa que he hecho a mano,

Sabiendo que es única y especial.

El olor de algo que pertenecía a mi abuela,

Y que me recuerda a todos los momentos vividos con ella.

 

Fotografiar un instante,

Y tenerlo guardado para siempre.

Y a ti, ¿qué te hace feliz?

Delicious Martha

Delicious Martha

Leave a Comment