Tarta tatin de tomate

Una Tarta Tatin salada. Es decir, una tarta salada invertida surgida por casualidad cuando una de las hermanas Tatin, por equivocación, dio origen a una de las tartas más famosas de la gastronomía francesa. En esta ocasión, en Delicious Martha veremos la versión salada. Una receta de Tarta Tatin de Tomate que sorprende a quien la prueba.

Es extremadamente jugosa y sabrosa. Los tomates le aportan ésta jugosidad y textura, y las aceitunas negras troceadas le dan un punto de sabor exquisito. Es una receta recurrente y nada complicada. Si tenemos masa de hojaldre ya preparada, en un momento podemos tener esta tarta tatin de tomate, puesto que confitar los tomates nos llevará poco tiempo.

Tal y como os comento en las notas al final de la receta, podéis sustituir el hojaldre por una masa quebrada si no la vais a consumir de inmediato, ya que la textura del hojaldre se pierde porque el tomate suelta mucho jugo.

Tal y como os conté en la receta de la Tarte Tatin auténtica, originariamente se preparaba con las manzanas enteras, y no partidas en gajos como comúnmente podemos ver hoy en día.

Con la receta de la Tarta Tatin de Tomate me sucedió lo mismo. Quería prepararla con los tomates enteros, por eso me decanté por los tomates cherry.
De todas formas, si queréis podéis probar con el que más os guste. Estoy segura que con kumato tiene que quedar estupenda también.


Ingredientes para una Tarta Tatin de tomate para dos personas:

  • 30 tomates cherry
  • 1/2 lámina de hojaldre
  • 1 puñado de aceitunas negras, deshuesadas y picadas
  • 2 c/s de aceite de oliva virgen extra (AOVE)
  • Pimienta negra, recién molida
  • 1/2 c/s de miel
  • 1 c/s de pan rallado
  • Sal
  • Orégano
  • 1 huevo (para pintar la masa)
  • Albahaca, para decorar
Preparación:
En una cazuela o sartén apta para el horno, poner dos cucharadas de aceite y poner los tomates.
Salpimentar, poner la miel y cocer durante 5 minutos a fuego medio alto.
Espolvorear una cucharada de pan rallado en cuanto los tomates empiecen a abrirse y la piel se despegue.
Retirar del fuego y dejar enfriar.
Por otro lado, deshuesar las aceitunas y picarlas finas. Reservar.
Pelar los tomates (la piel se despega fácilmente) y volver a ponerlos en la misma cazuela, bien juntos uno al lado del otro.
Espolvorear con orégano y con las aceitunas picadas.
Cubrir los tomates con la lámina de hojaldre, remetiendo bien la masa lateral hacia el interior.
Pintar con huevo batido y cocer en el horno precalentado a 200ºC durante 20 minutos.
Retirar del horno, voltear sobre el plato de servir, dejar templar 5 minutos y servir.NOTAS:

  • He utilizado una masa de hojaldre porque, en éste caso, era una receta para hacer y comer de inmediato. Si no fuera el caso, podríamos probar con una masa quebrada, ya que el tomate suelta el jugo y la masa se remoja muy rápidamente (que está igualmente deliciosa, pero hay quienes no les gusta esta textura tan blanda)
Delicious Martha

Delicious Martha

Leave a Comment