Panna Cotta al café

La panna cotta es un postre lácteo italiano. Aunque las variedades que encontramos hoy en día son casi infinitas, en Delicious Martha hoy tenemos la Panna Cotta al café, ligeramente aromatizada con el sabor intenso del café, pero no excesivamente fuerte. Eso sí, deliciosa.

Panna Cotta al café

El origen de la panna cotta está en la región italiana de Piamonte. El nombre, literalmente, significa ‘nata cocida’, puesto que se elabora hirviendo la nata con leche y azúcar. Posteriormente se añaden gelificantes para que coja la textura característica que tiene, que está entre el flan y la gelatina.
Ligera y cremosa, ideal para después de una comida copiosa o para tomar a media tarde con unas galletitas.

Panna Cotta al café

Es uno de mis postres preferidos. Me encantan los lácteos, pero desde que descubrí lo fácil que resulta preparar la panna cotta y lo versátil que es, preparo cada semana. Así que en Delicious Martha seguiremos viendo más recetas de este fantástico postre.

Podemos hacerla totalmente a nuestro gusto, siempre que usemos la nata cocida, aromatizándola con vainilla, canela, anís, caramelo, licores, … O de sabores como chocolate, limón, avellanas… Incorporándole frutas frescas de temporada, frutos secos, algún coulis o compota, galletas, … Las posibilidades son infinitas.

Se puede aligerar rebajando la cantidad de nata y sustituyéndola por leche (ya sea entera o desnatada) y edulcorarla con azúcar o stevia. Pero siempre tenemos que tener en cuenta la cantidad de gelatina, porque tiene un punto justo y es fácil sobrepasarnos para asegurarnos el cuajado. Pero de este modo no conseguiríamos la textura exacta que debe tener la panna cotta. Así que os animo a que hagáis pruebas hasta obtener el sabor que más os guste con la textura tan característica de éste postre.

Probad a hacerla, os aseguro que os encantará.

Panna Cotta al café
Ingredientes para dos Panna Cottas al café:

  • 250 ml. de nata (35% M.G.)
  • 50 ml. de leche entera
  • 1 c/s de Amaretto u otro licor al gusto
  • 5 c/s de esencia de café
  • Azúcar (opcional)
  • 1 y 1/2 hojas de gelatina
Para decorar:
  • Almendra crocante
  • Fideos de chocolate
  • Caramelo
Preparación:
Poner a hidratar las hojas de gelatina durante unos minutos en agua fría. Cuando se ablanden, escurrir bien y reservar.
En un cazo, verter la nata y llevar a ebullición a fuego medio, removiendo de vez en cuando (si se desea endulzada, añadir el azúcar en este punto).
Cuando hierba, retirar del fuego e incorporar el Amaretto y la esencia de café. Remover bien y verter sobre la gelatina.
Mezclar enérgicamente con unas varillas para deshacer e incorporar bien la gelatina.
Dejar enfriar a temperatura ambiente y repartir en dos moldes individuales. Refrigerar durante un mínimo de 4 horas. Servir con almendra crocante y fideos de chocolate espolvoreados por encima y decorar con unas formas de caramelo.
NOTAS:
  • La esencia de café es muy fácil de preparar y la podemos usar para muchas recetas. Aún así, si no disponéis de ella o no queréis prepararla, podéis sustituirla por un café corto y fuerte.
  • No he incorporado azúcar porque no me gusta el café muy dulce y la esencia ya tiene azúcar, pero si os gusta endulzado, mezclar el azúcar al gusto con la nata y llevar a ebullición.
  • Para hacer las formas de caramelo del decorado, derretir azúcar a fuego medio hasta obtener un caramelo y, con una cuchara, hacer formas sobre un papel vegetal y dejar enfriar.
Panna Cotta al café

Delicious Martha

Delicious Martha

2 comentarios

  • Bea, recetasymás
    30/06/2014 en 12:09 pm

    A mi también me encanta la panna cotta y eso que hace bien poco me he lanzado a hacerla yo misma. Esta de cafe tiene que estar deliciosa! Preciosas fotos y precioso blog, me vas a tener por aqui a menudo 🙂
    Besitos

    • Delicious Martha
      30/06/2014 en 1:03 pm

      Muchísimas gracias por tus comentarios Bea! Es un placer, y serás bienvenida siempre que quieras! Espero que encuentres cosas que te gusten y me cuentes qué tal!

      Un besazo!

Leave a Comment