¿Ser vegano está de moda?

Últimamente se escucha hablar más del término vegano, de las dietas vegetarianas, de cuidar nuestra salud, el entorno, .. pero ¿qué es exactamente ser vegano? ¿Cuándo aparece? ¿Por qué adoptar este estilo de vida? En este post podréis conocer un poco más de qué trata el concepto de veganismo.

Qué es ser vegano y de dónde nos viene

En primer lugar, debemos tener presente que ser vegano no es seguir una dieta desproporcionada, ni tener un conjunto de restricciones extremas en la alimentación. Ser vegano es una filosofía de vida, una convicción y sensibilización con el resto de animales. Un rechazo total a la explotación de éstos y que sí llevan a cabo una dieta vegetariana.

La palabra veganismo nació en 1944, de la mano de Donald Watson, fundador de la Vegan Society. Para Watson, este movimiento es un estilo de vida de todas aquellas personas que deciden renunciar al consumo de alimentos que provengan de animales. A esto, debemos sumar su rechazo a toda actividad que esté relacionada con la explotación o el maltrato de éstos (ya sea de ocio/entretenimiento –como el circo–, de trabajo –usándolos como motor de fuerza–, de experimentación –abusando de ellos en investigaciones y test para cosméticos, tratamientos, etc.–, usando sus pieles para vestir, …). Podríamos entenderlo como un vegetarianismo que va más allá, ya no tan sólo nos preocupamos por no consumirlos, sino por no abastecernos o contribuir en nada que pueda estar relacionado con un uso
abusivo de ellos.

En un primer momento podemos pensar que un vegano adopta esta filosofía de vida por querer a los animales, o simplemente por estar en contra de su maltrato. Incluso porque está de moda; porque recientemente muchos personajes famosos han optado por esta opción. Pero no es así.
Hay muchas otras razones por las que dar el paso a este movimiento: desde convicciones éticas (sobre las que recaen los derechos de los animales y el rechazo a esclavizarlos, torturarlos y matarlos); hasta motivos
relacionados con una alimentación y unos hábitos de vida saludables (evitando las grasas saturadas, las harinas blancas, los azúcares refinados…). Pasando también por otros estadios, como podría ser el medioambiente y la preocupación por consumir ingredientes ecológicos y de proximidad. Desde hace tiempo que organismos internacionales como la ONU han informado sobre la necesidad de reducir el
consumo cárnico y de lácteos. Sobretodo debido a la gran contaminación que su producción genera en el
medioambiente y la destrucción acelerada del planeta que estamos viviendo.

¿Ser vegano está de moda?

Algo sobre los alimentos, nutricionismo y cómo combinarlos

Aunque dejemos de consumir alimentos cárnicos, podemos suplir lo que éstos nos aportan con otro tipo de alimentos. En el caso de la soja, su ingesta nos proporciona las mismas
proteínas
que la carne.

Con el calcio nos encontramos en la misma situación. Muchos alimentos como el tofu, la col rizada
o la soja nos aportan nutricionalmente los mismos valores que los de una dieta no vegetariana.

En lo que se relaciona con la absorción del hierro, se ha demostrado que la ingesta de alimentos crudos ricos en Vitamina C, como frutas y vegetales, ayuda favorablemente a la asimilación del mismo. Por lo que es recomendable combinar alimentos ricos en hierro (como la soja, las legumbres, los frutos secos,
vegetales, cereales, semillas, …) con alimentos crudos que contengan ésta Vitamina C.

La dieta vegetariana, ¿es beneficiosa?

Puede parecer ilógico para determinadas personas, pero numerosos estudios han vinculado estrechamente la reducción de ciertas enfermedades con el seguimiento de una dieta vegetariana. Desde la disminución del riesgo de padecer cáncer (por el consumo más extenso de frutos secos,
vegetales, fibras y vitaminas y la no ingesta de grasas saturadas) hasta la prevención de la diabetes o un mejor estado de ánimo generalizado.

En conclusión, no sólo se trata de una manera de vivir, sino de una sensibilización hacia el entorno, los animales, el medioambiente y la preocupación personal por mantener una buena ingesta de alimentos y hábitos de vida saludables. Lejos de lo que se ha podido escuchar sobre una mala alimentación o falta de nutrientes esenciales en nuestro organismo. Si bien es cierto que el consumo de carne, huevos y lácteos nos aporta ciertos ingredientes que nuestro cuerpo necesita, no es falso que éstos pueden suplirse fácilmente con el consumo de sustitutos y combinando de forma adecuada los alimentos. Todo es ponerse y querer hacerlo.

¿Ser vegano está de moda?

Algunos libros y fuentes de información interesante

 

*Toda la información que aquí se encuentra forma parte de estudios e investigaciones que se han llevado a cabo por otras instituciones y que he recabado para la elaboración de este post. En ningún caso es una hoja de ruta para aquellos que quieran seguir una dieta vegetariana; en cuyo caso es mejor ponerse en manos de un nutricionista cualificado.
Delicious Martha

Delicious Martha

Leave a Comment