Sorbete de cava y helado de limón

Una comida sin postre es como un ‘Y vivieron felices, y comieron’. Genial, ¿y las perdices?
La comida puede estar bien, pero necesitamos ese broche final que sea la guinda del pastel -y nunca mejor dicho-. Es el cierre o el colofón antes de la sobremesa, lo que remata un viaje por nuestro paladar y que debería estar relacionado con lo que le precede. Por eso nunca hay que dejarlo de lado. Un buen -o mal- postre, puede cambiar por completo las experiencias tras una comida.

Ahora bien, entiendo que después de una comilona, un trozo de pastel de chocolate no sea lo que más apetezca. O un gran bollo relleno de nata nos puede dar la sensación de hacernos explotar. En este caso es mejor optar por desenlaces ligeros, que ayuden a digerir y nos preparen para lo que posiblemente vendrá más adelante. Hoy en Delicious Martha os traigo el término perfecto del que os estoy hablando. Un postre, sí. Un sorbete. Pero algo distinto al que probablemente tenemos visto. Es una mezcla de cava y helado de limón que nos aporta esta sensación de haber tomado el dulce de acabamiento pero no dejará sensación de empacho. Es un sorbo ligero, el Sorbete de cava Carta Nevada y helado de limón Carte d’Or. A partir de ahora, el postre feliz para comilonas interminables.

Sorbete de cava y helado de limón

Ingredientes para el Sorbete de cava Carta Nevada y helado de limón Carte d’Or:

  • Una botella de cava Carta Nevada Freixenet
  • 1 tarrina de helado de limón Carte d’Or
  • Miel
  • Azúcar
  • Rodajas de limón

Sorbete de cava y helado de limón

Preparación del Sorbete de cava Carta Nevada y helado de limón Carte d’Or:

En una batidora eléctrica o un electrodoméstico pequeño para hacer zumo, verter la botella de cava Carta Nevada y el helado de limón Carte d’Or.

Batir durante unos segundos para que la mezcla emulsione y queda un sorbete granizado.

Untar el perfil de cada copa en miel, y después en azúcar, para que quede pegado en el borde.

Repartir el sorbete en las copas ya preparadas y servir con unas rodajas de limón fresco.
Tomar de inmediato.

Si preferís otro sabor, se puede sustituir por helado de mandarina, manzana, o cualquier otro que os guste.

 

Podéis ver el vídeo de la receta al principio de este post o en mi canal de Youtube.

Etiquetas:
Delicious Martha

Delicious Martha

Leave a Comment