Pastel de camembert en masa filo

Después de una semana muy azucarada, volvemos al mundo de los entrantes, al momento aperitivo. A aquellos platos y platillos que tanto nos gustan y nos alegran la mesa. Son el precedente de lo que será una gran comida y que, por eso, nos dan pistas de lo delicioso que será aquello que está por llegar. Por eso, el pastel de camembert os sorprenderá de la misma forma que encantará su sabor. No sé si recordaréis el hojaldre relleno de camembert, a muchos os gustó especialmente por ser una receta diferente de presentar el queso dentro de hojaldre. Esta vez, la textura crujiente y quebradiza de la masa filo será la que que hará de base para nuestro queso derretido.

Pastel de Camembert

Si lo preferís, el queso puede sustituirse por un queso Brie, y la mermelada de frambuesa por una compota de pera o manzana, eso ya os lo dejo a vosotros y vuestras ganas de imaginar en la cocina. La idea base está clara: capa crujiente de masa filo, queso combinado con una mermelada dulce y un toque de fruta ácida para combinar y jugar con los sabores.

Pastel de Camembert

Pastel de Camembert

Si os gusta la receta y os animáis a ella, tenéis el paso a paso en Youtube, para no perder pista de su elaboración. ¡Espero que sea vuestra cena de hoy!

 

Ingredientes para un pastel de camembert en masa filo:

  • 1 queso Camembert
  • 4 láminas de masa filo
  • 4-6 fresas maduras
  • 1/4 de manzana granny smith
  • 8-10 arándanos frescos
  • 4-5 nueces
  • Mermelada de frambuesas
  • Mantequilla fundida, para pintar

Pastel de Camembert

Preparación del pastel de camembert en masa filo:

Precalentar el horno a 180ºC.

Estirar las láminas de masa filo y derretir la mantequilla para pintarlas.

Empezar pincelando la mitad de una hoja de masa filo, doblar por la mitad e introducir en un molde redondo de un diámetro un poco superior al del queso camembert. Introducir bien, presionando y dando forma con los dedos. Repetir la misma operación con las otras hojas de masa.

Con un cuchillo afilado, cortar el queso por la mitad, obteniendo dos discos iguales. Colocar la base dentro de la masa filo, repartir tres cucharadas de mermelada de frambuesa y disponer las nueces, partidas groseramente.

Tapar con el otro disco de queso y cubrir con las fresas partidas, los arándanos cortados por la mitad y la manzana troceada pequeña.

Pintar con mantequilla las puntas de masa filo de los bordes (si hay demasiada masa sobrante, recortarla un poco con unas tijeras porque sino se quemará demasiado rápido).

Introducir en el horno durante 25 minutos (mejor si se tapa con papel de aluminio).

Retirar del horno y servir de inmediato.


NOTAS:

Aunque no sea imprescindible, os recomiendo que la mermelada sea casera. Basta con poner en un cazo la misma cantidad de frambuesas que de azúcar, la piel de medio limón, y unas cucharadas de agua. Lo dejamos a fuego bajo para que vaya cociendo y reduciendo lentamente. Veremos que espesa bastante, y al enfriarse todavía más, así que no esperaremos mucho tiempo porque no necesitamos que tenga una textura muy densa para cubrir el queso.

Pastel de Camembert

Delicious Martha

Delicious Martha

Leave a Comment