Tarta de higos con mascarpone

Si es temporada de higos… Hay que ponerse manos a la obra. Y esta tarta de higos y mascarpone es la primera receta de muchas que están por llegar.

Sinceramente creo que si la temporada de higos fuese más larga… No nos gustarían tanto. Parece que tengamos que correr para hacer recetas porque no nos damos cuenta y ya no quedan. En un abrir y cerrar de ojos, ya se han esfumado. Pues hay que aprovechar y disfrutar de una tarta de higos con mascarpone como ésta.

Tarta de higos con mascarpone

Pues sí, por eso voy a intentar hacer recetas con ellos y compartirlas con vosotros lo más rápido posible. Para que, tanto vosotros como yo, podamos probar nuevos platos riquísimos en los que esta deliciosa fruta juegue un papel protagonista.

Tarta de higos con mascarpone

Tarta de higos con mascarpone

Empezamos con una tarta de higos con mascarpone. Sencilla y deliciosa. Muchos seguro que habréis disfrutado de la deliciosa combinación de higos con yogur. Pues ahora llega la mezcla con mascarpone y nata. Personalmente, me encanta que contraste el dulzor de la fruta con la suavidad de la nata. Aunque, si sois especialmente golosos, os recomiendo que añadáis un poco de azúcar al relleno, puesto que es muy poco dulzón.

Tarta de higos con mascarpone

Tarta de higos con mascarpone

¿Cómo la preparamos?

Ingredientes para una tarta de higos con mascarpone:

  • 1 lámina de hojaldre
  • Azúcar moreno
  • 1 huevo, para pintar
  • 150 ml. de nata (35% M.G.)
  • 250 gr. de queso mascarpone
  • 1 cucharadita de vainilla
  • Miel
  • 250 gr. de higos, aproximadamente

Tarta de higos con mascarpone

Preparación de la tarta de higos con mascarpone:

Primero de todo, precalentar el horno a 180ºC.

Espolvorear un molde de 23 cm. de diámetro apto para horno con un poco de harina, para que no se pegue el hojaldre. Con cuidado, ir repartiendo la harina por todo el molde y retirar el sobrante. Seguidamente, estirar la masa de hojaldre y colocarla sobre el molde, presionando levemente con los dedos para que coja la forma de la base.

Con la ayuda de un cuchillo afilado, retirar el sobrante (y, si se desea, realizar alguna decoración con él). Batir un huevo ligeramente y pintar toda la superficie de la masa de hojaldre, para que quede brillante después de horneada. A continuación, espolvorear azúcar moreno sobre la superficie y pinchar con un tenedor por toda la masa. De esta forma, nos aseguramos que no suba mucho durante la cocción.
Aunque la pinchemos, es conveniente poner un papel vegetal sobre la masa, rellenarla con legumbres secas, que hagan peso, y horneemos así el hojaldre durante unos 15 minutos o hasta que empiece a coger un tono dorado.

Pasado el tiempo, retirar las legumbres y hornear de nuevo unos 10 minutos más. Hasta que se observe que la masa está totalmente cocida. Si vemos que se tuesta en exceso y no está hecha, taparla con papel de aluminio y bajar la posición del horno a la parte más inferior. Una vez hecha, retirar del horno y dejarla enfriar completamente.

Para el relleno…

Batir la nata (que esté muy fría) con unas varillas eléctricas hasta que esté totalmente montada. Si os gusta muy dulce, añadir dos cucharadas de azúcar glas en este punto.
Por otro lado, batir ligeramente el queso mascarpone, añadir la vainilla y mezclar todo bien. Integrar la nata a la mezcla de queso, con movimientos suaves y envolventes, ayudándonos de una espátula de silicona.

Cuando la masa esté fría, rellenar con la mezcla de nata y queso. Partir los higos a cuartos y disponerlos sobre toda la superficie del relleno. Finalmente, decorar con un hilo de miel o sirope y decorar con una hoja de menta.

Guardar refrigerada un mínimo de 2 horas antes de consumirla, para que el relleno coja cuerpo.

Tarta de higos con mascarpone

Delicious Martha

Delicious Martha

Leave a Comment