Tarta Sacher Delicious Martha. ¡Adicción al chocolate!

Sí, nos vamos a Viena… ¡Con esta Tarta Sacher Delicious Martha!

Y llamo a esta Tarta Sacher Delicious Martha porque, evidentemente, no es la auténtica Sacher Torte que tomarías en el Hotel Sacher y siguiendo la receta tradicional que Franz Sacher y su ayudante prepararon por primera vez en 1832, pero probablemente no le harás ningún asco. De hecho, ¡quizás le hacemos la ola!

Tarta Sacher

Tarta Sacher

Las leyendas cuentan que la receta tradicional es como la fórmula de la Coca-Cola, aunque muchos dicen haberse hecho con un ejemplar de la originaria… Sinceramente, no os puedo decir, porque no he tenido la suerte de probar la del famoso Hotel Sacher ni tampoco estaba presente durante el s.XIX cuando se preparó para el príncipe Klemens Wenzel Lothar von Metternich. Pero sí que sabemos que se compone de un bizcocho de chocolate untado con mermelada de albaricoque, y recubierta por un glaseado de chocolate de muerte lenta.

Tarta Sacher

Tarta Sacher

Sobre el bizcocho, llevará más o menos ingredientes; será más o menos jugoso y con mucha o poca altura… Pero os aseguro que si usáis una receta de bizcocho de chocolate que os guste y le tengáis cogido el truco, podéis hacer maravillas y vuestra propia Tarta Sacher “al gusto”.

La que os enseño hoy es mi versión, la Tarta Sacher Delicious Martha con ideas de aquí y de allá. Y os aseguro que estoy más que satisfecha con el resultado que presenta… Aunque os aseguro también que tarde o temprano me pasaré por el hotel Sacher para comprobar con cuál me quedo. ¡Haré el esfuerzo! (jeje)

¡Os dejo con ella!

Tarta Sacher

Ingredientes para la tarta Sacher:

Para el bizcocho de chocolate:

  • 6 huevos, M
  • 200 gr. de azúcar
  • 150 gr. de mantequilla
  • 150 gr. de chocolate negro, 70% cacao
  • 50 gr. de almendra en polvo
  • 150 gr. de harina
  • 1 cucharada de levadura química
  • 1 cucharadita de vainilla en polvo

Para el relleno y las coberturas:

  • mermelada de albaricoque, para rellenar

Para la primera cobertura:

  • 150 gr. de chocolate negro, 70% cacao
  • 150 ml. de nata, 35% M.G.

Para la cobertura brillante:

  • 90 gr. de azúcar
  • 3 gr. de gelatina (o dos hojas de cola de pescado)
  • 30 gr. de cacao puro en polvo
  • 70 ml. de agua filtrada
  • 60 ml. de nata, 35% M.G.
  • Frutos rojos frescos, para decorar

Tarta Sacher

Preparación de la tarta Sacher:

Del bizcocho de chocolate:

Primero de todo, encender el horno a 190ºC para que coja temperatura, y engrasar y enharinar un molde de 20 cm. de diámetro.
A continuación, fundir el chocolate y la mantequilla en un bol, calentándolo al microondas a temperatura máxima durante intervalos cortos de tiempo. Calentar 30 segundos, sacar y remover con una cuchara y volver a introducir unos segundos más hasta que se obtenga una crema brillante y homogénea y el chocolate esté totalmente fundido. Dejar reservado para que pierda temperatura.

A parte, poner los huevos en un bol con el azúcar y la vainilla en polvo. Con la ayuda de las varillas eléctricas, batir a alta velocidad para que la mezcla blanqueee y los huevos aumenten el volumen. En este punto, añadir la mezcla de chocolate y mantequilla poco a poco y en forma de hilo, mientras se sigue batiendo constantemente.

Finalmente, añadir la almendra molida y la harina y levadura tamizadas, y se integra todo bien con la ayuda de una espátula de silicona, procurando que la masa no pierda demasiado aire. A continuación, se vierte la masa lisa y sin grumos en el molde previamente preparado y se hornea durante 1 hora. Cuando se pinche el centro con un palillo y salga limpio, ya estará listo.

Una vez cocido, sacar del horno y dejar reposar 10 minutos. Desmoldar volteándolo sobre un plato y dejar enfriar por completo.
Cuando haya enfriado por completo, colocar tres palillos en uno de los bordes del bizcocho, que usaremos como marcas para realizar los cortes y después colocarlos en la misma posición una vez rellena la tarta. Cortar el bizcocho dos veces, consiguiendo tres discos del mismo tamaño que se colocarán sobre la superficie de trabajo. Untar la primera capa con mermelada de albaricoque, cubrir con un disco de bizcocho y repetir la misma operación, dejando la base de la tarta en la posición superior, que será la más lisa.

Guardar refrigerada mientras se prepara el resto.

De la cobertura o ganache:

En un cazo o en el microondas, calentar la nata hasta que llegue a ebullición. Cuando arranque el hervor, verter sobre el chocolate troceado. Dejar un par de minutos y remover con una espátula para que el chocolate se funda por completo. En ese momento, ya puede cubrirse la tarta con la ganache, intentando que cubra totalmente todos los bordes de la tarta Sacher. Guardar en la nevera

De la cobertura brillante y decorado:

En un bol con agua fría o con hielo, introducir las láminas de gelatina y dejar que se hidraten, durante unos 10 minutos. Pasado el tiempo, escurrir muy bien y reservar.

Por otro lado, poner en un cazo la nata, el agua, el cacao y el azúcar. Remover bien con unas varillas y llevar a fuego medio. Si tenemos termómetro de cocina, tenemos que observar como la mezcla llega a los 103ºC. En el caso que no se disponga de uno, a fuego medio tardaremos unos 7 minutos. O prácticamente, 1 minuto después de que arranque el hervor. En ese punto, retirar del fuego y dejar templar a temperatura ambiente, hasta que llegue a los 60ºC (unos 5-7 minutos más). Es el momento de añadir la gelatina muy escurrida y remover bien para que se disuelva por completo.

Dejar la mezcla a temperatura ambiente, hasta que prácticamente esté enfriada, que es cuando la usaremos para cubrir por completo la tarta, que reposa en el frigorífico.
Para bañarla mejor, disponemos una bandeja y ponemos encima un vaso. Sobre él, pondremos la tarta, de modo que quede elevada. Repartimos la cobertura sobre la tarta, echando poco a poco la mezcla y dejando que ella misma se extienda por todas partes sin tener que usar una espátula para llegar a todos los rincones. Cuando esté totalmente cubierta, escurrir los bordes, poner en el plato en el que se servirá y decorar con los frutos rojos.
Dejar a temperatura ambiente hasta que solidifique ligeramente.

NOTAS:

  • Es importante no tocar la tarta porque esta cobertura no solidifica por completo, y cualquier marca se verá mucho.
  • Una vez esté a temperatura ambiente, si no se consume pronto, se guardará refrigerada. Y hay que sacarla 10-15 minutos antes de servirla, para que pierda frío.

Tarta Sacher

Delicious Martha

Delicious Martha

Leave a Comment