Steamed buns con un relleno dulce

De los crujientes franceses al pan suave, ligero y dulzón de los steamed buns…

La contraposición a la corteza crujiente y tostada de los panes que todos conocemos. Y que, en Francia o en España sabemos hacer como nadie, los steamed buns han aparecido en nuestra vida con mucho ímpetu y pisando fuerte.

Steamed buns

Los steamed buns, buns, baos… Son panes al vapor, caracterizados por no tener masa madre y por ende, no ser ácidos sino más bien dulzones. El nombre bao, que significa literalmente «bulto» o «bolsita», originalmente se conocía como guao bao, en el caso de ser relleno, o mantou, si no lo está. Además, es un alimento típico de Taiwán, donde se consume en la calle junto a otros ingredientes comunes en la zona. De hecho, es tradicional del norte de China porque en la zona no hay cultivo de arroz, pero sí de trigo.

Steamed buns

La historia de que nos lleguen a nosotros los steamed buns viene de la mano de David Chang. un cocinero formado con grandes chefs norteamericanos, que se cansó de las altas esferas y decidió emprender su camino con ayuda de su padre, Momufuku. En 2004 abre un pequeño local que sirve ramen y basado en una cocina sencilla y rápida. En la variedad de sus platos, un panecillo al vapor, relleno de panceta de cerdo braseada, con soja, cacahuetes, salsa picante y anís estrellado, le dan popularidad a Chang y lo encumbra. Tras el plato típico taiwanés, el cocinero empieza su carrera de fondo abriendo restaurantes de renombre. Como los que actualmente se encuentran en New York, Sídney, Japón, Argentina, Washington… Y libros de recetas u otros establecimientos en el mundo de la pastelería que lo han llevado al éxito.

Steamed buns

Hoy, le damos la vuelta, dejamos el cerdo de lado y preparamos unos panes dulces para la merienda con estos steamed buns rellenos de dulce de leche, de mantequilla de cacahuete, de chocolate… Lo que más os guste y que pueda acompañar el café de media tarde o el zumo del desayuno.

Ingredientes para 10 steamed buns con mantequilla de cacahuete:

  • 15 gr. de levadura fresca
  • 20 gr. de azúcar
  • 160 gr. de leche de almendras (o cualquier otra leche al gusto)
  • 250 gr. de harina
  • 5 gr. de sal
  • 3 gr. de levadura química
  • 1 gr. de bicarbonato sódico
  • dulce de leche, mantequilla de cacahuete, crema de chocolate…, para rellenar los steamed buns 

Steamed buns

Preparación de los steamed buns con mantequilla de cacahuete:

Primero de todo, empezamos preparando el fermento. Para ello, poner la leche, a temperatura ambiente, junto al azúcar y la levadura desmigada con los dedos. Mezclar con una cuchara hasta que quede todo disuelto y dejarlo reservado.

Por otro lado, poner en un bol amplio la harina, la sal, el azúcar y el bicarbonato. Con las manos, remover hasta combinarlo bien. Añadir en el centro de los ingredientes secos el fermento, que se había reservado. Con la ayuda de una cuchara, empezar removiendo y cuando se empiece a unir, usar las manos para amasar la mezcla. Con paciencia, se tiene que trabajar la masa hasta que esté elástica y homogénea. En el caso que sea demasiado pegajosa, añadir un poco más de harina y seguir amasando durante unos 10 minutos.

Una vez quede lisa y elástica, formar una bola. De este modo, ponerla en un recipiente untado con aceite y tapar con papel film. Dejarla reposar en un lugar cálido durante 45 minutos.

Pasado el tiempo de levado, verter la masa sobre la superficie de trabajo. Con la ayuda de una espátula, dividir la masa en 10 porciones iguales, de unos 40 gr. de peso cada uno. Y forma discos redondos que se rellenarán con la crema escogida. En mi caso, con dulce de leche. Con ayuda de los dedos, cerrar los discos, dejando la crema en el interior, y darle forma de bola con la palma de las manos. Ir poniendo todos los buns en una bandeja de horno forrada con papel vegetal. Seguidamente, tapar con film transparente y dejar reposar 15 minutos más.

Después de reposar, pon una cazuela con un poco de agua a hervir. A continuación, coloca los buns sobre la vaporera o un recipiente agujereado que permita ponerlo sobre la cazuela sin que toque el agua.

Coloca los buns en el espacio que tengas en la vaporera, de 5 en 5 es lo mejor, y se unirán durante la cocción. Se tienen que hacer al vapor durante 10 minutos. Pasado el tiempo, retirar y dejar templar sobre la misma vaporera o una rejilla.

finalmente, una vez templados o ya fríos, ¡ya están listos para disfrutarlos!

Steamed buns

Etiquetas:
Delicious Martha

Delicious Martha

Leave a Comment