Pizza veggie con base de patata

Si la semana pasada hablamos de la predecesora de la pizza, hoy esta Pizza veggie con base de patata es la gran protagonista de la receta de este viernes frío de Enero.

Pizza veggie con base de patata

Esta Pizza veggie con base de patata, como decía, puede estar relacionada directamente con el postre de la semana pasada. Seguro que recordáis la coca de vidre, que os conté que se hacía con aquél pan que no se hinchaba, y se aprovechaba poniéndole azúcar para tomarlo de postre. Tal y como vimos, esta coca se dice que es familia directa de la pizza o la focaccia italianas. Pues, aunque le demos la vuelta, esta pizza también tendría sentido cuando el pan no saliera como se desea. Porque no tiene ni pizca de harina, ni de pan. Es, por tanto, un alimento mucho más ligero y una opción estupenda de cena porque no es demasiado pesada.

Evidentemente, ya habéis leído cómo hacemos la base, con patata. Pero ahí no queda todo, porque no nos servimos de unas patatas normales (que también podrían servir perfectamente), pero para hacerlo más original, usaremos patatas violetas.

Pizza veggie con base de patata

Para aquellos que no las conozcáis y estéis más sorprendidos, este tubérculo es muy llamativo pero veréis que os resulta familiar… Aunque no sepamos con exactitud su procedencia, es evidente que muchos apuntan a América del Sur como su origen, y sobretodo a Perú. Quizás no estéis familiarizados con ésta variedad de patata, pero no es para nada un alimento nuevo y sus propiedades y beneficios son muy similares a la patata blanca o amarilla que encontramos en todas las casas.

Pizza veggie con base de patata

Eso sí, aunque su sabor pueda ser muy parecido a la tan conocida y tradicional patata, ésta de color azulado, además de ser llamativa, le dota de otras propiedades. El color se lo da un pigmento llamado antocianina, que encontramos también en la cebolla morada, los arándanos, la col lombarda, … Y esta diferenciación, la dota de beneficios tales como reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, patologías… Por el hecho de reducir los radicales libres, así como ser un potente antioxidante.

Así que, os animo a que busquéis esta variedad tan diferente de patata y probéis los diferentes usos que podéis darle. Porque además de esta pizza veggie con base de patata, la versatilidad de este alimento es tal, que combina con casi todo y podemos hacer platos ¡para comerlos primero con los ojos!

Pizza veggie con base de patata

Ingredientes para una pizza veggie con base de patata:

  • 3 patatas violetas medianas
  • 4 cucharadas de salsa de tomate frito
  • 100 gr. de champiñones laminados
  • 1 cebolla morada, pequeña
  • 1/4 de pimiento rojo
  • 150 gr. de mezcla de queso cheddar y mozarela, rallados
  • 50 gr. de queso gorgonzola
  • aceite de oliva virgen extra
  • orégano seco
  • mezclum de hojas verdes

Pizza veggie con base de patata

Preparación de la pizza veggie con base de patata:

Primero de todo, haremos la base de nuestra pizza veggie con base de patata. Para ello, lavamos y secamos las patatas y las pelamos con un pelador. A continuación, laminamos las patatas ayudándonos de una mandolina, para que todas queden finas y con el mismo grosor. Regamos con aceite de oliva una cazuela apta para horno y disponemos encima las láminas de patata, formando un círculo. Seguidamente, realizamos una segunda capa, tapando todo el fondo de la cazuela. Ésta será la base de nuestra pizza.  Tapamos la cazuela y la ponemos a fuego medio, medio bajo, durante aproximadamente 10 minutos, para que se cuezan. Una vez pasado el tiempo, destapamos y cubrimos con una fina capa de salsa de tomate.

A continuación, repartimos el relleno, que previamente habremos cortado finamente. La cebolla en juliana, el pimiento rojo y los champiñones laminados. Sobre ello, repartimos el gorgonzola y los dos tipos de queso rallados. Introduciremos en el horno, precalentado a 200ºC, hasta que el queso esté fundido y quede gratinado.

Si no tenéis una cazuela que pueda ir al horno, se puede hacer con una cazuela de barro, una sartén, o terminar de cocer la pizza en el fuego.
Cuando esté hecha, la retiramos, espolvoreamos orégano y decoramos con hojas verdes. Se puede servir en el mismo recipiente o pasarla a un plato con la ayuda de una espátula.

Pizza veggie con base de patata

Delicious Martha

Delicious Martha

2 comentarios

Leave a Comment