Cheesecake de plátano, una versión muy dulce

Parece que no, que todavía no son suficientes. Este cheesecake de plátano se suma a la larga lista de tartas de queso que han pasado por mi cocina y que os dejo al final de este post.

Esta cheesecake de plátano, eso sí, os aseguro que es diferente al resto. Como todas, porque la versatilidad de la crema de queso precisamente es lo que tanto me gusta. Podríamos hacerla de prácticamente todo lo que se nos ocurra. De hecho, tengo en mente ya más de una que seguro os encantará.

Y por si no fuese poco, en unos días veréis otra nueva, porque parece que he hecho carrerilla, y os tengo preparada otra tarta de queso con fruta que también os gustará mucho. Pero ahora nos centramos en la de hoy. Un cheesecake de plátano muy golosa, y especialmente bonita, por la decoración final con la nata, y la galleta de la base y los bordes que la hace totalmente espectacular.

Cheesecake de platano

Cheesecake de platano

Muchas veces, con todas las recetas que la acompañaban, os he hablado de la historia de esta tarta.

Pero si todavía no lo sabéis, tenéis que conocer realmente su origen. Porque como siempre, estos postres con sello americano, resulta que tienen una historia engañosa. Puesto que sus inicios se remontan a la antigua Grecia, y no a los States. Así que, sí, gracias a los griegos tenemos algo tan delicioso como éste postre.

Aunque ellos evidentemente no lo preparaban de la misma forma, porque el queso crema no llegó hasta finales del 1.800, sí que tomaban este dulce, sobretodo los atletas participantes en los primeros Juegos Olímpicos, dado su aporte calórico. ¿Y qué tomaban ellos? Pues básicamente queso triturado con miel y harina, que se cocía al fuego y se dejaba reposar unas horas. De ésta versión, que tiene aproximadamente 4.000 años a la actual, evidentemente ha cambiado radicalmente, siendo hoy en día la más popular la receta de inicios del s.XX en Nueva York, la clásica New York Cheesecake que todos hemos probado alguna vez.

Cheesecake de platano

Ingredientes para el cheesecake de plátano:

Para la base:

  • 200 gr. de galletas
  • 115 gr. de mantequilla

Para el relleno de cheesecake de plátano:

  • 3 plátanos, no muy maduros si no queremos que sea extremadamente dulce
  • 1/2 limón, su jugo
  • 50 gr. de azúcar de caña o panela
  • 1 cucharadita de cognac
  • 250 gr. de crema de queso, tipo Philadelphia
  • 200 gr. de azúcar
  • 4 huevos, L
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 4 cucharadas colmadas de harina

Para la cobertura:

  • 50 ml. de nata para montar
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 1/2 plátano
  • avellanas tostadas

Cheesecake de platano

Preparación del cheesecake de plátano:

En primer lugar, prepararemos el puré de plátano para el cheesecake. Empezaremos pelando los plátanos, los ponemos en un bol, y empezamos a triturarlos, con la ayuda de un tenedor. Cuando tengamos un puré, añadimos el azúcar moreno y el zumo de limón. Calentamos 30 segundos en el microondas, para que el azúcar quede totalmente disuelto, y mezclamos bien. Dejamos a un lado para que se enfríe.

Por otro lado, preparamos la base de la tarta. Para ello, ponemos las galletas en una picadora eléctrica y las reducimos a polvo. También las podemos poner dentro de una bolsa de congelación y golpear con un rodillo hasta trocearlas por completo.

Fundimos la mantequilla en el microondas, y la mezclamos con las galletas, hasta formar una arena algo humedecida. Ponemos esta mezcla en la base de un molde desmontable de 20 cm. de diámetro, que forraremos con papel de aluminio por el exterior, porque lo coceremos al baño María. Esparcimos bien la arena de galletas por toda la base y los bordes de la tarta, presionando bien con una cuchara o ayudándonos del culo de un vaso para hacer fuerza y que quede compacto. Lo horneamos durante 10 minutos en el horno precalentado a 190ºC.

Cuando esté, lo sacamos y dejamos enfriar completamente.

Cheesecake de platano

Para el relleno de la cheesecake de plátano…

Primero, ponemos la crema de queso en un bol amplio. Mejor que esté a temperatura ambiente, o también se puede introducir en el horno durante unos segundos. Lo batimos con las varillas eléctricas, hasta que se convierta en una crema más ligera. Añadimos el azúcar, y seguimos batiendo durante 2 minutos. Ahora, iremos añadiendo los huevos, de uno en uno, sin añadir el siguiente antes de que el anterior no esté totalmente incorporado.

Seguidamente, integramos el licor, o en su defecto, la vainilla, y por último, el puré de plátano que ya estará templado. Removemos todo muy bien, hasta tener una masa totalmente homogénea. Por último, la vertemos todo dentro de la masa de galleta ya horneada y fría. Ponemos el molde en otro recipiente más grande, y llenamos de agua caliente, cubriendo 2/3 partes del molde del cheesecake. Introducimos en el horno al baño María, y dejamos cocer durante 55 min a 1h. Comprobamos el centro y, cuando esté ya cuajado, lo retiramos, y dejamos enfriar a temperatura ambiente.

Una vez frío, dejamos reposar durante 8 horas en la nevera. Antes de servir, batimos la nata hasta montarla, le añadimos la vainilla para aromatizarla. Ponemos la nata montada en una manga pastelera con boquilla rizada, y hacemos pequeños copetes repartidos por la parte superior de los bordes de la tarta.

Cortamos rodajas de plátano, y las rociamos con unas gotas de zumo de limón, para que no ennegrezcan. Decoramos los copetes de nata con las rodajas de plátano y una avellana tostada. Guardamos refrigerada hasta su consumo.

Cheesecake de platano

TARTAS DE QUESO EN DELICIOUS MARTHA:

Delicious Martha

Delicious Martha

Leave a Comment