Cheesecake de pesto, una tarta de queso salada

cheesecake de pesto

cheesecake de pesto

Ingredientes para la cheesecake de pesto:

Para la base:

  • 40 gr. de galletitas saladas
  • 40 gr. de crackers, sin sal
  • 80 gr. de mantequilla, sin sal
  • 20 gr. de nueces

Para el relleno:

  • 270 gr. de queso crema
  • 300 ml. de nata (35% M.G.)
  • 100 gr. de salsa pesto
  • 4 hojas de gelatina (de 2 gr. cada una)
  • Sal
  • Pimienta negra, recién molida

Para decorar:

  • Tomates cherry de colores
  • nueces troceadas
  • cebollino picado
  • sal y aceite, para aliñar

cheesecake de pesto

Preparación de la cheesecake de pesto:

Primero de todo, preparamos la base de la tarta. Para ello, ponemos los dos tipos de galletas y las nueces en el vaso de la picadora. Trituramos durante unos segundos hasta que esté triturado, pero que no quede totalmente reducido a arena. Fundimos la mantequilla en el microondas, la vertemos a las galletas y removemos bien, hasta que esté totalmente hidratado.

Ponemos esta mezcla en un molde desmontable de 18 cm. de diámetro que habremos forrado anteriormente la base con papel vegetal. Seguidamente presionamos con una cuchara para presionar bien y que coja la forma del molde. Haremos presión con el culo de un vaso para que quede bien compacto. Y dejamos refrigerado, en la nevera, mientras preparamos el relleno.

Para ello, primero hidratamos la gelatina. En agua fría, o mejor, con hielo, ponemos las hojas de gelatina y dejamos hidratar sumergidas en el agua durante 10 minutos. Pasado el tiempo, las retiramos y escurrimos muy bien. Calentamos la nata, durante 30 segundos en el microondas. Ahora, ponemos en ella las hojas de gelatina, y removemos muy bien para que se disuelva completamente.

cheesecake de pesto

A continuación, ponemos el queso crema, que esté a temperatura ambiente, y batimos con las varillas durante unos segundos. Ahora, añadimos la salsa pesto, sin dejar de remover, para que quede todo bien integrado. Por último, vertemos la nata con la gelatina, que ya habrá perdido temperatura, y seguimos batiendo hasta obtener una crema homogénea. Salpimentamos al gusto.

Por último, vertemos esta masa en la base del molde que teníamos refrigerada, repartiendo bien y aplanando la superficie. Golpeamos un poco el molde sobre la mesa, para que no queden burbujas dentro de la masa, y guardamos en frío durante un mínimo de 4 horas, para que quede bien cuajado.

Antes de servir, decoramos con los tomates cherry, previamente aliñados, y las nueces. Espolvoreamos con cebollino y servimos.

cheesecake de pesto

cheesecake de pesto

Delicious Martha

Delicious Martha

Leave a Comment