Cheesecake con un toque de kéfir y decorado con higos

Este cheesecake con un toque de kéfir es una de las mejores creaciones…

No sé por qué no habré pensado antes en combinar dos pasiones como son los higos y la tarta de queso, porque esto mismo es la cheesecake con un toque de kéfir y cobertura de higos que os enseño hoy. Una delicia, una combinación exquisita, y un postre muy sencillo y estupendo.

Tardaremos un poco en elaborarlo, más que nada por el horneado y el tiempo de reposo en frío, pero el resultado es extremadamente sorprendente. Porque vale la pena. Y porque sé que os encantará.

Cheesecake con un toque de kefir

Cheesecake con un toque de kefir

Ingredientes para el Cheesecake con un toque de kéfir:

Para la base:

  • 160 gr. de galletas
  • 70 gr. de mantequilla

Para el relleno:

  • 600 gr. de queso crema
  • 100 gr. de kéfir
  • 185 gr. de azúcar moreno
  • 2 huevos M
  • 15 gr. zumo de limón
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • 55 gr. de harina integral

Para decorar:

  • higos frescos, cortados a cuartos, u otra fruta de temporada
  • higos machacados, para dar textura de mermelada

Cheesecake con un toque de kefir

Preparación del Cheesecake con un toque de kéfir:

En primer lugar, prepararemos la base de la cheesecake. Para ello, ponemos las galletas en el procesador de alimentos y los reducimos a arena. Vertemos la mantequilla derretida, y volvemos a mezclar hasta obtener una textura de arena mojada. Esta, la pondremos en la base de un molde desmontable de 18 cm. de diámetro, que habremos forrado su base con papel vegetal. La aplastamos bien con una cuchara o el culo de un vaso, para que quede bien compacta. A continuación , la introducimos en la nevera mientras preparamos el relleno.

Para el cheesecake, ponemos el queso crema, a temperatura ambiente, en un bol amplio. Removemos ligeramente para que pierda consistencia, y añadimos la vainilla y el kéfir. Con las varillas, batimos a baja velocidad, para que la masa no coja mucho aire, hasta que esté integrado. Ahora, vertemos el azúcar, y el zumo de limón, y mezclamos hasta integrar por completo. Ahora, añadimos la harina y combinamos. Por último, adicionamos los huevos y dejamos una masa lisa y homogénea.

Esta mezcla, la verteremos en la base que teníamos refrigerada. Alisamos la superficie y, a continuación, introducimos en el horno precalentado, a 200ºC durante 10 minutos. Bajamos la temperatura a 110ºC, y horneamos unos 3o minutos más. Pasado el tiempo, apagamos el horno y dejamos la tarta en el interior, hasta que enfríe por completo. Retiramos del horno, y refrigeramos unas 4 horas.

Antes de servir, desmoldamos con cuidado, y decoramos con los higos cortados a cuartos. Para la mermelada, retiramos la pulpa de los higos con una cuchara, y la disponemos en un bol, para machacarla con un tenedor y que quede fina. La repartimos sobre la superficie de la tarta, terminamos de decorar y servimos.

Cheesecake con un toque de kefir

Cheesecake con un toque de kefir

Cheesecake con un toque de kefir

Delicious Martha

Delicious Martha

Leave a Comment