Pan de leche japonés con té Matcha (Hokkaido)

El pan de leche japonés con té Matcha o Hokkaido, te resultará mucho más tierno y con un aspecto espectacular por el verdoso de los polvos.

Y es que, este pan de leche japonés, se diferencia del resto por usar Tangzhong, que es una mezcla de agua y harina, que preparamos previamente, y lo hace mucho más esponjoso y lo conserva tierno más días. Aunque os advierto, no creo que dure mucho, porque combina a la perfección con dulce y salado, así que va genial a cualquier hora del día. Y eso sí, siendo casero, siempre es mucho mejor.

Pan de leche japones

Ingredientes para el pan de leche japonés con té Matcha:

Para el Tangzhong:

  • 20 gr. de harina de fuerza
  • 120 ml. de agua

Para la masa:

  • 25 gr. de levadura fresca
  • 400 gr. de harina de fuerza
  • 50 gr. de azúcar
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 100 gr. de leche
  • 1 huevo M
  • el Tangzhong
  • 75 gr. de mantequilla, a temperatura ambiente
  • 2 cucharaditas colmadas de té Matcha
  • leche, para pintar

Preparación del pan de leche japonés con té Matcha:

En primer lugar, preparamos el Tanzhong. Para ello, ponemos una cazuela al fuego, y vertemos la harina y el agua. Removemos para que se disuelva, y evapore una parte de líquido. Cuando esté cremoso, y se despegue del fondo al removerlo, ya estará listo. Retiramos, pasamos a un bol que tapamos a piel con film transparente (para evitar que salga una costra), y dejamos templar.

Por otro lado, desmenuzamos la levadura fresca en la leche, y removemos para que quede totalmente disuelta. Dejamos a un lado. En el recipiente del robot de cocina (o en un bol amplio si lo hacemos a mano), ponemos la harina, el azúcar y la sal. Mezclamos y hacemos un agujero en el centro, donde pondremos el huevo y la levadura disuelta en la leche. Ponemos el gancho amasador en el robot, y empezamos a mezclar hasta que esté combinado. Ahora, vertemos el tanzhong, ya templado, y seguimos amasando. Por último, iremos añadiendo poco a poco la mantequilla, que tiene que estar a temperatura ambiente.

Dejaremos amasar durante unos 10 minutos, o hasta que la masa esté lisa y elástica, y se rompa en forma de tela cuando cogemos una pequeña porción. Ahora, hacemos un bola, y la separamos en dos partes iguales. Una de ellas, la boleamos, y ponemos en un bol grande aceitado. Ahora, lo tapamos con film transparente y dejamos reposar. La otra bola, la ponemos de nuevo en el robot, añadimos el Matcha en polvo y amasamos de nuevo hasta que esté mezclado. Hacemos lo mismo que con la otra. Boleamos, ponemos en un bol engrasado, tapamos y dejar levar durante 1 hora, o hasta que doble el volumen.

Cuando haya doblado, desgasificamos y cortamos cada bola en 4 partes. De modo que tengamos 4 bolas de masa blanca, y cuatro, de matcha. Tapamos y dejamos reposar 15 minutos.

Después, estiramos una bola de masa blanca con el rodillo, formando un óvalo. Hacemos lo mismo con una bola de Matcha, y ponemos una sobre la otra. Estiramos de nuevo para que se peguen, y doblamos las extremidades hacia el centro, formando un sobre. Estiramos de nuevo, alargándolo, y ahora enrollamos sobre sí mismo, formando un cilindro. Haremos la misma operación con el resto de bolas, consiguiendo 4 rollos de masa. Éstos, los ponemos dentro de un molde de plumcake enharinado. Uno al lado del otro. Tapamos, dejamos reposar 45 minutos más.

Por último, precalentamos el horno a 170ºC, pintamos la masa con leche (o huevo) y horneamos durante 30 minutos. Cuando esté dorado y bien cocido, retiramos del horno, dejamos enfriar, y ¡listo para comerlo!

Pan de leche japones

Delicious Martha

Delicious Martha

Leave a Comment