Mousse de chocolate y aceite de oliva

Mousse de chocolate y aceite de oliva

Mousse de chocolate y aceite de oliva

Ingredientes para la Mousse de chocolate y aceite de oliva:

Para la base:

  • 30 gr. de galletas
  • 20 gr. de mantequilla

Para la Mousse de chocolate y aceite de oliva:

  • 150 gr. de chocolate negro (85% cacao)
  • 300 ml. de nata (35% M.G.)
  • ralladura de media naranja
  • 1 hoja de gelatina de 2 gr.
  • 40 gr. de aceite de oliva virgen extra

Mousse de chocolate y aceite de oliva

Preparación de la Mousse de chocolate y aceite de oliva:

En primer lugar, nos preparamos el molde si lo hacemos en forma de tarta. Yo he usado un molde de 10 cm. de diámetro, pequeño, para que tenga altura. Si queréis, podéis usar un molde más grande, pero teniendo en cuenta que se necesitarán más galletas para cubrir toda la base.

Una vez tengamos el molde forrado con papel vegetal tanto por la base como por los bordes, lo dejamos a un lado. Ahora, picamos las galletas hasta reducirlas a polvo, y las mezclamos con la mantequilla fundida. De esta forma, conseguiremos una textura de arena mojada. Ésta, la vertemos en el molde y presionamos para que coja la forma, y quede compacta. Guardamos refrigerado.

Por otro lado, troceamos el chocolate y lo fundimos al microondas, a intervalos cortos de tiempo y removiendo cada poco tiempo para evitar que se queme. Cuando esté fundido, lo mezclamos con el aceite de oliva virgen extra, removemos bien y dejamos que pierda temperatura. Ahora, introducimos la lámina de gelatina en agua muy fría, para que se hidrate.

En un bol amplio, ponemos la nata, excepto 3 cucharadas soperas de la misma. Éstas tres cucharadas, las calentamos ligeramente en el microondas o al fuego, y cuando esté caliente, ponemos la gelatina hidrtaada y escurrida en ella. Removemos para que quede bien disuelta.

Con el resto de la nata, que tiene que estar muy fría, la batimos con las varillas eléctricas hasta montarla. Cuando esté lista, mezclamos el chocolate ya enfriado con la nata que contiene la gelatina disuelta, y removemos. Vertemos todo sobre la nata montada, y empezamos a integrarlo con movimientos envolventes, de abajo hacia arriba, para evitar que se baje en exceso.

Cuando esté bien integrado, lo vertemos en la base del molde, alisamos la superficie y refrigeramos.

Mousse de chocolate y aceite de oliva

Delicious Martha

Delicious Martha

Leave a Comment