Mantequillas de frutos secos

En Delicious Martha hoy os enseño estas variedades de mantequillas de frutos secos porque en muchas elaboraciones las he usado y nunca os había hablado en profundidad de ellas…

Por eso he decidido traeros hoy todo este conjunto de mantequillas de frutos secos. Veréis que tanto los ingredientes como la preparación no pueden ser más sencillos… Pero, por experiencia, hay algunos puntos clave que quería enseñaros y también para demostrar que en casa podemos tener una elaboración sencilla y deliciosa.

mantequillas de frutos secos

mantequillas de frutos secos

Personalmente, algunas veces sí que he recurrido a las compradas, más que nada por falta de previsión o tiempo, pero es muy difícil encontrar una crema que sea 100% frutos secos sin ningún aditivo ni ingredientes poco recomendables que hacen que acabe siendo un producto de mala calidad… Y al fin y al cabo, si un día nos lo proponemos, podemos hacerla y guardarla refrigerada.

mantequillas de frutos secos

No os recomiendo volveros locos como yo y hacerlas todas el mismo día, primero porque es una locura y después porque vuestro procesador de alimentos os lo agradecerá. Pero como es un producto que aguanta bastante en perfectas condiciones, podéis hacer la que más os guste o ir haciendo cada ciertos días e ir guardándolas para consumir según vuestros gustos o la receta que vayáis a preparar.

Os dejo con toda la información y, cualquier duda, hacédmelo saber y os responderé lo antes posible 😉

mantequillas de frutos secos

Ingredientes para las mantequillas de frutos secos:

  • nueces pecanas
  • avellanas
  • almendras
  • nueces de California
  • pistachos
  • anacardos
  • nueces de macadamia
  • cacahuetes

mantequillas de frutos secos

Preparación de las mantequillas de frutos secos:

Para prepararlas, simplemente necesitamos dos cosas: una batidora potente y paciencia. El resto, coser y cantar.

Eso sí, después de probar muchas veces tengo algunas recomendaciones que me gustaría haceros saber antes de que empecéis a preparar vuestras propias mantequillas de frutos secos.

  • Cantidad. Sí es importante. Si queréis facilitar el proceso y no morir en el intento, os recomiendo siempre un mínimo de 200 gr. de frutos secos. Si intentamos triturar menos cantidad, será muy difícil que nuestro procesador de alimentos lo consiga porque, cuanta menos cantidad, más difícil de triturar.
  • Materia prima. Evidentemente, al ser una receta de un sólo ingrediente, es importante que éste sea de la mejor calidad. Los frutos secos tienen que ser crudos, pelados (en caso de avellanas y almendras) y nunca fritos ni salados.
  • Conservación. Lo mejor es guardarlos en tarros de cristal de cierre hermético. En verano o en lugares de mucho calor, lo mejor es refrigerarlos, para que el aceite no se enrancie y tenga mal sabor. Guardados en un lugar frío nos aguantará durante meses.
  • Aditivos. Siempre recomiendo que probéis la crema 100% de frutos secos. Pero si queréis experimentar, podéis probar añadiendo otros ingredientes (siempre los añadiremos al final):
    • escamas de sal: realzarán mucho el sabor de la crema y le dan un toque salado muy particular
    • vainilla: para conseguir una crema ideal para untar tus tostadas
    • aceite de coco: va muy bien para aligerar la consistencia si queremos una pasta muy suave
    • especias: a vuestro gusto, siempre podéis ir probando con canela, cúrcuma, anís estrellado…
  • Tiempo. Parece que al principio nunca lo consigamos, pero con tiempo y paciencia, los frutos secos terminan soltando su aceite y creando la crema. En función de la dureza del fruto seco, tardaremos más o menos. Por eso mismo, según he podido ir observando, los tiempos varían:
    • anacardos: con unos 10 minutos aproximadamente estarán listos
    • nueces de california y nueces pecanas: es posible que tardemos de 15 a 25 minutos en conseguir una crema lo más lisa posible
    • avellanas y almendras: entre 10 y 20 minutos.
  • Textura. Todo es cuestión de lo anterior: del tiempo. Cuanto más trituremos, más liso y líquido será el resultado. A veces podemos jugar con una textura más crunchy y así hacer elaboraciones diferentes, y también menos tiempo de triturado.
  • Tostado. Si queréis unas mantequillas de frutos secos totalmente diferentes, probad a hornearlas unos 10 minutos a 180ºC. Procedemos de la misma forma que si fuesen crudos, a triturarlos hasta obtener la crema, pero el sabor es totalmente diferente.

mantequillas de frutos secos

mantequillas de frutos secos

Delicious Martha

Delicious Martha

Leave a Comment