Vasitos de crema de queso con fritada

Empezamos la semana y el mes con unos vasitos de crema de queso con fritada para alegrarnos el lunes de la mejor forma.

Tanto si es para un día cualquiera o para preparar para una celebración, estos vasitos de crema de queso con fritada seguro que te dejan con la boca abierta. O más bien, a quienes los ofrezcas. Algo tan sencillo y refrescante, que se convertirá en todo un aperitivo de banquete si los sirves en vasitos de chupito individuales a modo de picoteo. Además de curiosos, son llamativos con esos colores, ¿verdad?

Vasitos de crema de queso con fritada

Pues necesitas, realmente, muy pocos ingredientes. Lo más básico y sencillo pero de buena calidad. Un queso gorgonzola o algún queso azul fuerte, patata cocida, fritada IBSA que tiene un sabor espectacular y combina a la perfección con el resto… Y un poquito de aguacate y parmesano para hacer ese topping diferente y atractivo que hará que todos quieran coger su porción.

Este tipo de entrantes, tan sencillos pero a la vez elaborados, son los que, para mi opinión, marcan la diferencia. Y si no lo crees, mira a continuación cómo prepararlos y verás que te enamorarán.

Vasitos de crema de queso con fritada

Ingredientes para los vasitos de crema de queso con fritada:

  • 280 gr. de patata cocida y sin piel (unas 2 patatas medianas)
  • 150 gr. de queso gorgonzola
  • 115 gr. de crema de queso
  • 35 gr. de nueces picadas
  • 100 gr. de fritada IBSA
  • 1,5 hojas de gelatina (unos 3 gramos)

Para decorar

  • 1 aguacate, para hacer las bolitas
  • 25 gr. de queso parmesano
  • perejil seco

Vasitos de crema de queso con fritada

Preparación de los los vasitos de crema de queso con fritada:

En primer lugar, preparamos la mousse que queso. Para ello, cocemos las patatas en agua o en el microondas. Si lo hacemos con la segunda opción, les realizamos un corte superficial en los laterales y las ponemos en un bol. Tapamos con film transparente y calentamos en el microondas durante unos 6 minutos, o hasta que veamos que están tiernas. Las retiramos, y con mucho cuidado, desechamos el film transparente procurando no quemarnos con el vapor que se ha creado en el interior, y dejamos templar.

Por otro lado, ponemos el queso crema en un bol, junto al queso gorgonzola. Trituramos un poco con la ayuda de un tenedor para que empiece a integrarse. Una vez la patata esté más templada, pero aún caliente, la pelamos y juntamos en el bol del queso. Removemos bien hasta obtener un puré o una crema homogénea. Ahora, troceamos las nueces con el cuchillo, y las incorporamos.

Ponemos la crema, ayudándonos de una espátula, dentro de una lengua pastelera, y repartimos en vasitos individuales. Con éstas cantidades, nos saldrán aproximadamente unos 8 vasitos pequeños.

Ahora, ponemos la gelatina a hidratar en agua muy fría. Ponemos, por otro lado, la fritada en un bol, y calentamos durante 30 segundos. Escurrimos bien la gelatina y la introducimos en la fritada. Removemos con unas varillas hasta que esté totalmente fundida e integrada en la salsa. Con cuidado, vertemos una cucharadita sobre cada vasito de crema, de modo que cubra la superficie.

Guardamos todos los vasitos refrigerados. Antes de servir, rallamos el parmesano y lo ponemos en una bandeja de horno forrada con papel vegetal. Espolvoreamos perejil por la superficie, y horneamos unos 5 minutos a 200ºC, vigilando constantemente porque se quema muy rápido.

Una vez tostado, sacamos del horno y decoramos cada vasito con el crujiente de parmesano. Por último, hacemos bolitas de aguacate y ponemos sobre cada vasito. Encima, regamos con un hilo de aceite de oliva y unas escamas de sal y servimos.

Vasitos de crema de queso con fritada

Delicious Martha

Delicious Martha

Leave a Comment