Pa de pessic

Pa de pessic

El pa de pessic en Cataluña, Bescuit en Valencia, pa d’En Pou en Mallorca o Gateau Saboyarde en Francia es un básico de nuestra gastronomía. También puede conocerse como Genovesa y sirve de base en gran variedad de pasteles (Sara o La Mona de Pasqua en Cataluña). Su elaboración se limita a la combinación de huevos, harina y azúcar; una composición sencilla que lo caracteriza por su ligereza y esponjosidad.

Pa de pessic

También es habitual aromatizarlo con limón, naranja, licor, canela o simplemente espolvorearlo con azúcar glas. Aunque, personalmente, prefiero disfrutar de su sabor auténtico y acompañarlo con mermelada, chocolate, fruta fresca, alguna mousse o un poco de miel junto a una taza de café.

Esta coca ligera y suave se dice que nos viene de Vic, donde, durante el largo camino de las procesiones patronales, las mujeres ofrecían a los allí asistentes este dulce que habían horneado, y se lo comían a pellizcos (pessics).

Pa de pessic
Tradicionalmente, y hoy en día en algunas pastelerías de Vic se sigue haciendo, se montaban las claras a punto de nieve con mimbre, lo que le daba un toque muy característico.
Al no contener apenas grasas, es perfecto para acompañar cualquier otro dulce.

¡Un imprescindible! 

Pa de pessic
Ingredientes para un pa de pessic en molde de 20-22 cm:

  • 4 huevos, separadas las claras de las yemas
  • 150 gr. de azúcar
  • 50 gr. de harina de repostería
  • 50 gr. de Maizena
  • 10 gotas de esencia o concentrado de limón
  • Una pizca de sal

Preparación del pa de pessic:

Engrasamos el molde con mantequilla y lo enharinamos. Reservamos.

Precalentamos el horno a 180ºC con calor sólo por la parte inferior.

Batimos las yemas con el azúcar hasta obtener una mezcla blanquecina.

Mezclamos la harina con la Maizena y añadimos la mitad de éstas a las yemas.

Incorporamos la esencia de limón y removemos bien hasta integrar y obtener una mezcla homogénea.

Montamos las claras a punto de nieve fuerte con la pizca de sal.

Con una lengua pastelera, añadimos la mitad de las claras a la mezcla de las yemas e integramos con movimientos suaves y envolventes.

Añadimos el resto de harina y Maizena reservada y removemos con cuidado. Finalmente añadiremos el resto de las claras y acabamos de integrar hasta que la masa nos quede con una textura de mousse.

 Vertemos la pasta en el molde engrasado y horneamos 30 minutos sin abrir el horno en ningún momento.

Pasado el tiempo, con una aguja comprobaremos que está cuajado y dejaremos la puerta del horno entreabierta sin sacar el pa de pessic del interior durante 10 minutos.
Abrimos la puerta del horno completamente y lo dejamos enfriar unos 30 minutos más.
Estos pasos son importantes para no someterlo a cambios bruscos de temperatura y evitar que baje mucho la masa.
Cuando esté enfriado completamente, lo desmoldamos.

Está delicioso de cualquier forma, pero mejora si lo dejamos reposar toda la noche tapado con film y lo comemos para desayunar.

Pa de pessic

Esta entrada tiene 3 comentarios

  1. Mery Granel

    este pa de pessic me ha recordado a mi infancia, cuando mi padre me lo traía de Vic.

Deja un comentario