Hoy Delicious Martha se presenta con unas galletas de mantequilla dedicadas a una persona muy especial que ha cumplido 25 primaveras.

Podréis saber más de ella y de sus Bobos si entráis en su web. Es una maravilla lo que hace y, si os gustan tanto como a mí las cosas exclusivas y únicas, no podéis dejar de visitar su espacio.

Estos dulces bocados que preparé para la celebración de su cumpleaños son suaves y se deshacen en la boca. Son como unos trocitos de cielo. Creo que no podría haber preparado otra cosa mejor para una persona como ella.

¡Muchas felicidades Sandra!

Buttercookies de cumpleaños

Buttercookies de cumpleaños

Son muy parecidas a las conocidísimas galletas danesas de mantequilla. Yo diría que hasta podríamos confundirlas… Muy suaves, con un sabor intenso a mantequilla y un toque de vainilla… todo coronado con la pizca de chocolate del decorado. ¡Imposible comer sólo una!

Buttercookies de cumpleaños

Su elaboración es extremadamente sencilla. Con muy pocos ingredientes podemos tener muchísimas galletas a las que dar distintas formas o decoraciones. Añadiendo además el hecho de poder hacerlas totalmente personalizadas (ya sabéis lo que me gustan las cosas Homemade), ¡no habrán otras iguales!

Además, en un recipiente hermético se conservan en perfecto estado muchísimo tiempo.

Sinceramente creo que vale la pena hacer esta receta porque quedan estupendas. ¡Sorprenderéis a todo el mundo si decís que las habéis hecho vosotros mismos!

Buttercookies de cumpleaños

Buttercookies de cumpleaños

Ingredientes para las Buttercookies (unidades según tamaño):

  • 250 gr. de mantequilla, a temperatura ambiente
  • 150 gr. de azúcar glass
  • 500 gr. de harina de repostería
  • 7 cucharadas de leche, templada
  • 1 c/s de esencia de vainilla

Preparación:

En un recipiente amplio, tamizar la harina y el azúcar glas. Añadir la leche, la cucharada de vainilla y trocear la mantequilla con los dedos.
Poco a poco, ir deshaciendo la mantequilla y amasar ligeramente hasta que se unan todos los ingredientes y se obtenga una masa lisa y homogénea.
La masa de las galletas no se debe trabajar en exceso.
Formar una bola, tapar con papel film y dejar reposar 30 minutos.

En la mesa de trabajo, disponer un papel vegetal y poner en el centro la bola de la masa. Poner encima otro papel y, con la ayuda de un rodillo, estirar la masa hasta obtener el grueso que se quiera para las galletas.

Cortarlas con el cortapastas según la forma que se desee e ir disponiéndolas en una bandeja de horno forrada con papel sulfurizado, dejando 3-4 cm. de separación entre unas y otras.
Precalentar el horno a 200ºC y refrigerar las galletas durante 15 minutos.
Hornear de 8 a 12 minutos, dependiendo del tamaño y el grosor que tengan, o hasta que adquieran un ligero tono dorado.
Retirar y poner sobre una rejilla para que se enfríen totalmente a temperatura ambiente.
Una vez frías, decorarlas con chocolate, glaseado, rellenarlas, …
NOTAS:
  • Tener en cuenta que si queremos galletas para rellenar, estiraremos la masa dejándola más fina. En cambio, si se usa un cortapastas pequeño, las haremos más gruesas.
  • Para hornearlas, necesitaremos hacerlo en distintas bandejas porque salen muchas galletas o disponer unas en la bandeja de horno y otras dejarlas sobre otro papel sulfurizado hasta que se horneen las primeras.
  • En un recipiente hermético, se conservan en perfectas condiciones bastante tiempo.

Buttercookies de cumpleaños

Pin It on Pinterest