Tradiciones catalanas: Coca de San Juan [3 presentaciones]

Este brioche es un dulce típico en la noche más corta y mágica del año en Cataluña. No recuerdo ninguna verbena en la que no hubiese una Coca de Sant Joan al final de la cena, acompañada de una copa de cava. En Delicious Martha éste año tampoco faltará, por eso hoy os traigo ésta maravillosa receta.

La noche del 23 al 24 de Junio es conocida también como ‘La Noche de las Brujas’ o ‘La Noche del Fuego’, puesto que las familias tradicionalmente se sentaban a cenar cerca de una hoguera.
Originariamente, allá por el siglo XIII, en las casas se preparaba una masa a partir de harina, huevos, sal, azúcar, huevo, levadura, leche y manteca de cerdo a la que se le daba una forma redonda con una agujero en el centro para evocar al Sol, por la cercanía del solsticio de verano (se creía que así le daban más fuerza al astro rey, que en ésta época empieza a debilitarse) y se decoraba con piñones, fruta confitada y azúcar. Posteriormente pasó a ser ovalada y sus ingredientes fueron aumentando.Hoy en día ya es habitual encontrar este dulce con crema pastelera, mazapán, cabello de ángel, almendras laminadas o hasta se pueden ver variaciones en las que se rellena con nata o trufa.

Estoy segura que os gustará mucho. Es muy suave y ligera, con una masa no excesivamente dulce, por lo que el azúcar humedecido que la cubre le da el punto perfecto. Además, la naranja caramelizada le aporta un sabor estupendo que le queda muy bien.

Aunque sea una tradición de la noche de San Juan, ¡os advierto que puede ser adictiva si la acompañamos de una taza de café en el desayuno!

¡Que tengáis una velada perfecta!

Ingredientes para las 3 versiones de coca:

Para la Masa madre:

  • 100 gr. de harina de fuerza
  • 100 ml. de leche
  • 25 gr. de levadura fresca

Para la coca:

  • 370 gr. de harina de fuerza
  • 100 gr. de azúcar
  • 50 ml. de leche
  • 15 ml. de anís o agua de azahar
  • 2 huevos L
  • 80 gr. de mantequilla, cortada a dados
  • 1 pizca de sal
  • 100 gr. de piñones
  • 1/2 naranja confitada (Ver Notas)
  • Azúcar humedecido
Preparación: De la masa madre:
El día antes de la elaboración de la coca, calentar un poco la leche hasta que esté templada y deshacer la levadura en ella. Mezclar con la harina hasta combinar por completo.
Tapar con papel film y refrigerar. De la coca:
Al día siguiente, retirar la masa madre del frigorífico.
En un bol amplio, verter la harina, formando un volcán. Añadir en el centro el azúcar y la sal.
Batir ligeramente los huevos y mezclar con la leche y el anís. Incorporar en el hueco de la harina y amasar.
Cuando empiece a formarse una masa densa e integrada, añadir la masa madre y seguir amasando.
Ir incorporando trozos de mantequilla mientras se trabaja la masa.

Verter sobre la superficie de trabajo enharinada y amasar durante unos 15-20 minutos, hasta obtener una masa homogénea y elástica (ir añadiendo un poco de harina si la masa es demasiado pegajosa).
Formar una bola, ponerla en un bol y tapar con film transparente.
Dejar levar la masa durante 1 hora o hasta que doble su volumen en un lugar seco y cálido.

Pasado el tiempo, poner de nuevo sobre la mesa de trabajo, amasar ligeramente para desgasificar y separar 1/3 parte de la masa. Darle forma ovalada y ponerla sobre la bandeja de horno forrada con papel de hornear.
Del resto de la masa, hacer 12 bolitas del tamaño de una nuez y formar dos flores. Colocarlas en la bandeja.
Finalmente, con la masa sobrante, estirar en forma de rectángulo. Espolvorear 1/3 parte de los piñones y la naranja confitada.

Enrollar empezando por el extremo más largo hasta formar un cilindro. Cortar el cilindro en rodajas de unos 3 cm. de grosor y disponerlos formando una redonda, uno junto al otro, con el espiral del corte hacia arriba.
Poner en otra bandeja de horno.
Tapar las cocas con un trapo húmedo y dejar levar de nuevo entre 30 minutos y 1 hora.

Precalentar el horno a 180ºC. Pintar las cocas con leche y espolvorear con azúcar humedecido.
Colocar otra parte de los piñones en el centro de cada flor, y el resto en la de forma ovalada.
Poner gajos de naranja confitada en ésta última y hornear durante 15 minutos, o hasta que adquieran un tono dorado.

Sacar del horno y dejar enfriar por completo sobre una rejilla. NOTAS:
  • Para la naranja confitada, lavar y cortar a rodajas media naranja con piel. Ponerla en un cazo a fuego medio con 4 cucharadas de azúcar. Dejar que se haga un almíbar con el zumo que suelta la fruta y que se vaya reduciendo hasta caramelizarse.
  • Hornear la masa con un recipiente con agua en el interior del horno, para favorecer la textura crujiente exterior.
  • Los piñones, al empezar a preparar la masa, los pongo en un vaso con agua y los escurro antes de colocarlos en la coca, para que no se quemen durante el horneado.
  • Es costumbre ver este dulce acompañado de crema pastelera, cabello de ángel, … pero es tan suave y deliciosa que me encanta así
  • Podemos sustituir el anís por esencia de vainilla, agua de azahar, incluso aromatizarla con ralladura de naranja o de limón
  • La receta de la masa es una adaptación de Gastronomía y Cía y la forma de flor la vi en La Receta de la Felicidad

Comparte:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp

4 respuestas

  1. M’encanta les idees que dones de presentació diferent, sobretot la idea de enrrotllar-la com si fos un Cinnamon roll però de coca de san juan. Una pregunta, potser m’equivoco, pero no has pintat amb ou abans d’ ornejar no?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Sígueme

Categorías

Esto te puede interesar

Últimos artículos

Artículos relacionados

tiramisu de limon

Tiramisú de limón

¡Atención a esta receta de tiramisú de limón porque es un dulce sencillo, rápido de preparar, fitness y realmente delicioso! No dudes en prepararlo pronto.

Leer más »