Honey Lace Cookies [Galletas de encaje]

Las Honey Lace Cookies o galletas de encaje son unos delicados bocados que reciben este mismo nombre por la forma que adquieren durante el horneado. En Delicious Martha las conocemos en inglés porque, en español, las ‘galletas de encaje’ también se las relaciona con otro tipo de galletas que tienen un decorado parecido a una tela de encaje.

Honey Lace Cookies [Galletas de encaje]

Son terribles. Muy crujientes, acarameladas, con un regusto suave a café, muy delicadas y finas, … Os advierto, no podréis comer sólo una. Crean adicción.

Fáciles y rápidas de preparar. Como os comentaba, reciben el nombre de Honey Lace Cookies porque, al introducirlas en el horno, se ensanchan y burbujean, creando una forma agujereada que recuerda a las telas de encaje. Al sacarlas del horno son muy flexibles; de hecho, es muy común darles forma justo en ese punto, pudiendo presentarlas en tubos o ligeramente curvadas.

Honey Lace Cookies [Galletas de encaje]

Esta receta es una adaptación de las Honey Lace Cookies de Martha Stewart, aunque he querido aromatizarlas con café para que tuviesen un toque diferente.
También se les puede añadir almendra molida o avena a la masa justo cuando mezclamos la mantequilla derretida con la harina. O incluso las he visto aromatizadas con esencia de vainilla, naranja o limón.

Para el decorado, o bien las dejamos tal cual (que son estupendas) o podemos hacer unas finas rallas de chocolate fundido con la ayuda de una manga pastelera (muy al estilo de Delicious Martha).

Honey Lace Cookies [Galletas de encaje]

Ingredientes para unas 20 Honey Lace Cookies (según tamaño):

  • 2 c/s de mantequilla
  • 2 c/s de azúcar moreno
  • 1 y 1/2 c/s de sirope de ágave
  • 2 c/s de harina
  • 1 pizca de sal
  • 1/2 c/p de esencia de café
Preparación:
Precalentar el horno a 180ºC y forrar dos bandejas de horno con papel vegetal.
En un cazo y a fuego medio, derretir la mantequilla junto al azúcar y el sirope de Ágave. Remover constantemente hasta que la mezcla se disuelva y empiece a dorarse.
En cuanto llegue a ebullición, retirar del fuego y agregar la sal, la harina y la esencia de café.
Combinar hasta conseguir una pasta espesa, brillante y homogénea.
Rápidamente y sin dejar que enfríe la masa, verter cucharaditas sobre las bandejas de horno reservadas, dejando bastante separación entre cada galleta porque ensanchan bastante (aproximadamente unas 6-7 galletas por hornada).
Introducir en el horno y cocinar durante unos 6-8 minutos, controlando que no se quemen los bordes y adquieran un tono dorado fuerte. (Si es necesario, girar la bandeja a mitad de la cocción para que la que el dorado sea lo más uniforme posible).
Retirar del horno, dejar reposar 1 minuto y poner sobre una rejilla para que se enfríen totalmente a temperatura ambiente.
Una vez frías, retirar con cuidado del papel vegetal y guardar en un recipiente hermético, separadas individualmente con el mismo papel de horneado.
NOTAS:
  • Podemos sustituir el sirope de Ágave por miel, Golden Syrup, …
  • Para tomarlas con el café o el té he preferido aromatizarla con la esencia de café, pero se puede usar vainilla, naranja, limón u otro aroma que nos guste como jengibre, canela, …
  • Es importante controlar constantemente el tiempo de horneado, porque se queman muy rápidamente. Pero tampoco pueden quedar poco hechas porque no endurecen al enfriarse.
  • En un recipiente hermético, separadas con el papel, se pueden conservar, pero se van ablandando con el tiempo. Es mejor consumirlas en el mismo día de su elaboración.
Honey Lace Cookies [Galletas de encaje]

Delicious Martha

Delicious Martha

Leave a Comment