Reinventando un clásico: Bocado de Dry Martini

Reinventando un clásico: Bocado de Dry Martini

El Dry Martini es un clásico de la coctelería. Está compuesto por ginebra y vermouth seco, servido en una copa de cóctel con una aceituna rellena insertada en un palillo. Esta bebida es tan popular como la misma copa triangular en la que se sirve, que se denomina “Copa de Martini“.
Hoy en día existen múltiples variaciones del mismo: Vodka Martini, Martini dulce decorado con una cereza, Perfect Martini decorado con piel de limón o cereza, Gibson servido con una cebollita perla, etc. Puestos a hacer variaciones del tan famoso cóctel, hoy en Delicious Martha os traigo una forma de comerlo y no beberlo. Una manera atrevida y muy interesante que seguro sorprenderá a vuestros invitados.
Dry Martini Sólido
Parece ser que dicho cóctel fue creado a principios del siglo XX por la famosa marca de vermouths Martini & Rossi, aunque existen otras teorías que vinculan su nacimiento con el Sr. Martini, jefe de barra de Knickerbocker Club en Nueva York, o incluso con el Sr. Martínez, quien lo habría inventado en un bar de Boston.
Sea como sea, a todos nos viene a la cabeza a James Bond, pidiendo al camarero un Bradford, es decir, el cóctel “agitado” y “no removido”.Dry Martini Sólido

Es ideal para un aperitivo en una cena entre amigos. Ya os digo que sorprenderéis a vuestros invitados con esta forma tan original de presentar el clásico cóctel. Como siempre intentamos en Delicious Martha, reinventando los clásicos.
No hace falta que os diga que es muy rápido de preparar y súper sencillo. Sólo necesitaremos las aceitunas, el Martini, la gelatina y unas gotas de zumo de limón. Lo podemos dejar preparado en la nevera y justo antes de servirlo desmoldarlo tal y como os explico en las Notas.
¡Probadlo y dejad a todo el mundo con la boca abierta!Dry Martini Sólido

Ingredientes para unas 10 bocados de Dry Martini:

  • 10 olivas rellenas de anchoa
  • 100 ml. de Martini blanco
  • 20 ml. de ginebra
  • 5 hojas de gelatina
  • 5 gotas de zumo de limón
  • agua, para disolver la gelatina

Preparación de los bocados de Dry Martini:
Poner las hojas de gelatina a hidratar en agua fría durante 10 minutos. Escurrirlas bien y reservarlas en cuanto se ablanden.
En un cazo, verter el Martini y la ginebra. Poner a fuego medio para que la mezcla coja un poco de calor y se temple, sin que hierva o se caliente demasiado.
Cuando, al introducir un dedo en el cazo, se note que está caliente pero no quema, se añade la gelatina hidrata y, con la ayuda de unas varillas eléctricas, se remueve enérgicamente para deshacer y obtener un líquido transparente y homogéneo.
Añadir a la mezcla las gotas de zumo de limón.

Poner, en unas flaneras pequeñas o una cubitera, una aceituna rellena. Verter el líquido hasta cubrir la aceituna y colocar en una bandeja todos los bocaditos.
Refrigerar durante un mínimo de 4 horas y desmoldar (Ver notas).

NOTAS:

  • Las gotas de limón las añado para que la gelatina quede lo más transparente posible
  • Para desmoldar, sumergimos dos segundos el molde en agua caliente para deshacer la primera capa de gelatina
  • Para servir, lo mejor es usar unas cucharitas pequeñas e individuales donde colocaremos los bocaditos de Dry Martini y comerlo de un bocado

Deja un comentario