Dobos Torte

Dobos Torte

Hoy en Delicious Martha nos vamos hasta Hungría para disfrutar de un magnífico postre que nos dejará con la boca abierta. Si sois de dulce, esta tarta os encantará. Si sois de chocolate, esta tarta será un pecado mortal. Os dejo con esta estupenda receta repostera de la cocina húngara, la Dobos Torte, seguro que os apasiona.

Dobos Torte

Por si no habíais oído hablar de ella nunca, la Dobos Torte es una tarta formada por capas de bizcocho genovés alternados con una crema de mantequilla de chocolate. Generalmente se presenta en forma redonda y de unos 24 cm. de diámetro. Suele tener 5 capas de bizcocho y una última que está cubierta de caramelo, lo que le aporta un toque crujiente. Precisamente ésta forma de terminar la tarta es lo que la popularizó en las pastelerías de Hungría y la hizo tan reconocible de su repostería, siendo hoy un clásico y casi un icono.
Dobos Torte
En su origen, en el 1884,  József Dobos tiene la idea de cubrir la tarta con una capa de bizcocho recubierta de caramelo con la finalidad de aumentar su duración y mantenerla en buenas condiciones el máximo tiempo posible. Es decir, evitar que se secara el bizcocho al no estar en contacto directo con el aire porque el caramelo hacía de protector. De esta manera, durante su transporte y exportación a los países vecinos, la tarta mantenía una textura tierna y esponjosa.
Llamó mucho la atención también el uso de la crema de mantequilla. Hasta entonces, el relleno habitual para pasteles y tartas eran la nata o la crema pastelera. Con la mantequilla, el dulce adquiere un sabor totalmente distinto que gusta mucho en la época.
La primera vez que se expuso públicamente fue en 1885, en la National General Exhibition of Budapest; y se conoce que Isabel de Wittelsbach -Sissi- tenía predilección por ella.
Dobos Torte
En la versión que veréis hoy en Delicious Martha, he querido presentarla de forma individual y, para que la capa superior de caramelo no se hiciese extremadamente empalagosa al comerla, he optado por unas formas cubiertas del mismo que acompañan a la tarta. En conjunto es un bocado sabroso y delicioso, con la alternancia del bizcocho tierno y esponjoso que se combina a la perfección con la untuosidad de la crema de mantequilla. Es un sabor realmente extraordinario. Aunque sea un poco laboriosa en el montaje, vale la pena intentarlo. Os dejo con la Dobos Torte.
Dobos Torte
Ingredientes para dos Dobos Torte de 10x10cm.:
Para el bizcocho genovés:

  • 3 huevos M, separadas las claras de las yemas
  • 90 gr. de azúcar
  • 1/2 c/p de vinagre
  • 1 c/p de esencia de vainilla
  • 90 gr. de harina

Para la crema de mantequilla de chocolate:

  • 35 gr. de chocolate (70% cacao)
  • 60 gr. de azúcar
  • 1 huevo M
  • 1 c/p de esencia de vainilla
  • 90 gr. de mantequilla, cortada a cubos y a temperatura ambiente

Para el caramelo:

  • 75 gr. de azúcar
  • 1 c/s de mantequilla
  • 1 c/p de sal

Para decorar:

  • Almendra crocanti
  • Almendras tostadas y saladas
  • Caramelo
Dobos Torte

Preparación de la Dobos Torte:
Del bizcocho genovés:
Precalentar el horno a 210ºC y forrar la bandeja de horno con papel vegetal.
En un bol amplio, verter las yemas, la vainilla y la mitad del azúcar. Con la ayuda de las varillas eléctricas, batir hasta que se aireen y blanqueen (aproximadamente unos 6 minutos).
Por otro lado, batir las claras a punto de nieve suave junto con la mitad del azúcar restante y el vinagre (aproximadamente 5 minutos). En cuanto cojan la textura adecuada, ir vertiendo el resto del azúcar sin dejar de batir hasta obtener un merengue fuerte y brillante (unos 5 minutos más).Con la ayuda de una espátula de silicona, ir vertiendo el merengue sobre la mezcla de yema y azúcar y, con movimientos muy suaves y envolventes, combinar ambas preparaciones, evitando que pierda el aire que han cogido.
Tamizar la harina dos veces y verterla poco a poco en forma de lluvia sobre la mezcla, alternándolo con movimientos de abajo hacia arriba con la espátula, para que se hidrate por completo.Cuando se obtenga una masa homogénea, extenderla sobre la bandeja de horno y estirarla hasta tener una capa fina.
Hornear durante 7 minutos o hasta que adquiera un tono dorado ligero. Retirar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla.En cuanto se enfríe, con un cortador de galletas cuadrado de 10 cm. hacer 10 láminas de bizcocho (5 para cada tarta) y, con el resto del bizcocho, hacer otras formas con otro cortador (que servirán para decorar el pastel, una vez cubiertas de caramelo).

De la crema de mantequilla de chocolate:
En un cazo, verter el azúcar, el huevo y el chocolate troceado. Llevar a fuego medio y remover constantemente con las varillas hasta que espese ligeramente, pero sin que llegue a hervir (aproximadamente 10 minutos).
Retirar del fuego y batir con las varillas eléctricas durante 5 minutos para que pierdan calor.
En cuanto esté a temperatura ambiente y la mezcla haya blanqueado ligeramente, ir vertiendo poco a poco la mantequilla a temperatura ambiente y sin dejar de batir. Cuando esté totalmente incorporada, batir durante unos minutos más hasta que se formen picos suaves al levantar las varillas. Reservar.

Del caramelo:
En un cazo a fuego alto, verter el azúcar junto a la sal. Dejar que se disuelva el azúcar y se vaya formando el caramelo. Cuando adquiera un tono dorado intenso, retirar y verter la mantequilla. Remover hasta que se funda.
Con mucho cuidado, mojar las formas de bizcocho que se habían reservado para la decoración de la tarta y dejarlas que se solidifiquen sobre papel vegetal a temperatura ambiente. (Ver notas)
Introducir las almendras saladas hasta la mitad, para que el caramelo haga una base, y dejar también sobre el papel.
Con el caramelo restante, hacer formas irregulares con la ayuda de una cuchara.

Montaje de la Dobos Torte:
Disponer una capa de bizcocho cortada y cubrir con la mantequilla de chocolate. Poner encima otra capa de bizcocho y volver a cubrir con la mantequilla hasta terminar con las 5 capas de bizcocho.
Napar con la mantequilla toda la tarta y poner en el congelador mientras se monta la segunda tarta.
Una vez se termine con ésta, ponerla en el congelador y sacar la primera.
Con una espátula, alisar toda la superficie y los laterales de la tarta y decorar con la almendra crocanti, el caramelo, las almendras saladas y las formas de bizcocho recubiertas de caramelo.
Refrigerar y hacer el mismo proceso con la otra tarta.
Refrigerar hasta el momento de servir (un mínimo de 2 horas).


NOTAS:

  • Para la decoración del bizcocho remojado en caramelo y evitar quemaduras, se pueden pinchar con un palillo las formas de bizcocho por un lateral, y así mojarlas en el caramelo. Retirar el palillo con cuidado una vez éste se solidifique.
  • Si queréis optar por hacer la receta más parecida a la auténtica, cortad una capa más de bizcocho y untadla por completo con el caramelo. Ponedla como la capa superior de la tarta, para que ‘cierre’ y la corone.
  • Estas dos tartas son raciones grandes, por lo que podemos compartir cada tarta o usar cortadores más pequeños para doblar el número de pastelitos.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Una pinta deliciosa, me ha encantado esta receta, pues no conocía este postre, pero como tu dices para los golosos y chocolateros como yo, es toda una delicia! bss

    1. Delicious Martha

      Y que lo digas Patricia! De verdad que es estupenda… Vale la pena perder un ratito en la cocina para probarla! Ya verás como te gustará!

      Un besazo!

Deja una respuesta