La receta de hoy no sólo va a gustarte, te va a encantar cuando descubras qué se esconde detrás. Estos bizcochos invertidos de mandarina, además de ser una receta innovadora y atrevida por versionar a la típica tarta tatin francesa elaborada con manzana, te pueden llevar de crucero con el barco más grande del mundo. ¡Ahí lo dejo!

Bizcocho invertido con mandarina

Bizcocho invertido con mandarina

En primer lugar, quiero hablarte un poco de la receta. Como decía, son una adaptación de la típica tarta invertida francesa en la que se dispone la manzana en el fondo del molde y se voltea para consumirla una vez cocida. En el caso de estos bizcochos de mandarina, realizamos la misma operación: colocamos la fruta con azúcar en la base -quedando caramelizada tras la cocción- y con un ligero bizcocho que hará de base una vez se desmolde. Una idea diferente y de lo más llamativa, ¿verdad?

Bizcocho invertido con mandarina

Ahora sí que os cuento el premio que podéis ganar y qué tenéis que hacer: Fotografía una receta tuya que sea innovadora y atrevida y súbela a tu cuenta de Instagram. En ella, tienes que poner el hashtag #GastroHarmony y nombrar la cuenta de Royal Caribbean (@royalesp) para que se pueda hacer el seguimiento. De entre todas las imágenes, se seleccionará una que podrá disfrutar de un crucero con el nuevo Harmony of The Seas del 5 al 7 de Junio de 2016. No me digáis que no dan ganas de animarse ahora mismo… Empieza a hacer fotos y cuélgalas porque ¡podemos vernos muy pronto!

Bizcocho invertido con mandarina

Bizcocho invertido con mandarina

Bizcocho invertido con mandarina

Ingredientes para 5 Bizcochos invertidos de mandarina:

  • 75 gr. de azúcar moreno + para espolvorear la base del molde
  • 75 gr. de mantequilla
  • 75 gr. de harina
  • 1 huevo M
  • 1 mandarina y su ralladura
  • 1/2 cucharadita de levadura química

Bizcocho invertido con mandarina

Preparación de los Bizcochos invertidos de mandarina:

Precalentar el horno a 180ºC.

En un bol amplio, verter el azúcar y la mantequilla a previamente fundida. Batir durante unos minutos para mezclar bien.

Añadir el huevo y la ralladura de mandarina y seguir batiendo hasta combinar todos los ingredientes y obtener una mezcla homogénea.

Tamizar la harina y la levadura sobre la masa anterior y remover con una cuchara.

En un molde para magdalenas, espolvorear un poco de azúcar moreno en cada cavidad.

Cortar la mandarina a rodajas, de aproximadamente 1 cm. de grosor, y colocar una rodaja sobre cada hueco del molde, encima del azúcar.

Verter la mezcla anterior sobre la rodaja de mandarina, repartiendo bien toda la masa.

Hornear durante unos 25 minutos aproximadamente o hasta que se doren y, al pinchar el centro con un cuchillo, éste salga limpio.

Retirar del horno y desmoldar.

Se puede servir templado acompañado de helado, nata o alguna salsa, así como de chocolate fundido.

Bizcocho invertido con mandarina

Pin It on Pinterest