Tarta helada de limón

Tarta helada de limón

Nada mejor que una Tarta helada de limón que veremos a continuación en Delicious Martha…

¡Para refrescarnos mientras disfrutamos de algo dulce durante este verano!

Ya encendimos el horno con la quiche Lorraine que vimos el otro día. Ahora toca disfrutar de una Tarta helada de limón que no tengamos que pasar calor para prepararla. Y además, con esta tarta dulce nos importarán muy poco las altas temperaturas. Atentos porque disfrutaremos de una deliciosa merienda con un punto ácido que os va a encantar.

Tarta de limon

Es sencilla de preparar, puesto que sólo hay que preparar tres sencillas capas que forman esta tarta helada de limón, e ir refrigerándolas mientras preparamos el siguiente paso. ¡En poco tiempo tendremos listo un final dulce y ligero para las comidas de verano!

La base con chocolate le da un punto crujiente y combina a la perfección con el relleno ligero, suave y fresco de la crema de limón. Y la cubierta de lemon curd, le aporta una acidez que hacen del conjunto una exquisita propuesta de postre.

Tarta de limon

Podéis entrar directamente en mi canal de Youtube para ver cómo prepararla paso a paso y ver lo fácil que es tener una tarta helada de limón hecha en casa. Y a continuación encontraréis todos los ingredientes para no perder detalle de nada.

Tarta de limon

¿Nos refrescamos con esta tarta?

Ingredientes para una Tarta helada de limón:

Para la base de la tarta helada de limón:

  • 100 gr. de galletas (las que se prefieran: María, Digestive, …)
  • 60 gr. de mantequilla
  • 2 cucharadas de cacao puro en polvo

Para el relleno de la tarta helada de limón:

  • 85 gr. de gelatina de limón
  • 500 ml. de nata (35% M.G.)
  • 250 gr. de queso crema
  • 80 gr. de azúcar
  • 300 ml. de leche

Para la cobertura de lemon curd:

  • 2 limones
  • 2 huevos
  • 100 gr. de azúcar
  • 25 gr. de mantequilla

Tarta de limon

Preparación de la Tarta helada de limón:

Empezamos preparando la base. Para ello, trituramos las galletas hasta reducirlas a polvo y mezclamos en un bol grande junto a la mantequilla fundida y el cacao puro en polvo. Cuando se tenga una arena humedecida de color oscuro, verter en un molde desmontable de 20 cm. de diámetro y repartir cubriendo toda la superficie. Con la ayuda de un vaso, presionar bien toda la base para compactar la galleta y así evitar que se desmigue al cortarla. Reservar en el frigorífico.

Para preparar el relleno, poner en un bol amplio la crema de queso y batir con un tenedor para aligerarla y que sea más fácil de mezclar con el resto. Verter la nata, el azúcar y 100 ml de leche. Batir bien hasta que quede una crema homogénea (podemos usar la batidora eléctrica si queda algún grumo).

Por otro lado, calentar 100 ml. de leche en el microondas, sin que llegue a hervir. Verter en ella la gelatina de limón y remover con unas varillas para que se disuelva. Cuando no haya grumos, añadir los 100 ml. de leche restantes a temperatura ambiente. Cuando esté atemperado y pierda calor, mezclar con el resto de la crema.

Verter sobre la base de galleta refrigerada y guardar la tarta en el congelador mientras se prepara el lemon curd. Para ello, rallar la piel de los dos limones, exprimirlos y poner todo en un cazo con el azúcar y los huevos. Batir bien todo hasta tener un líquido homogéneo. Poner a fuego medio-bajo, removiendo constantemente para que espese sin que llegue a cuajarse. Es importante no dejar de remover con las varillas o una cuchara de palo porque si cuaja, no hay vuelta atrás.

Pasados unos 10 minutos aproximadamente, la mezcla habrá cogido cuerpo y tendrá una textura de natillas. En este punto, retirar del fuego, pasar por un colador para retirar la ralladura de limón y dejar atemperar unos minutos.

Verter sobre la tarta congelada y extender bien por toda la superficie. Guardar la tarta en el congelador o el frigorífico (según se quiera consumir helada o fría). Antes de servir, pasar un cuchillo por el borde del molde, desmoldar on cuidado y decorar con ralladura de chocolate negro.

NOTAS:

  • Si se quiere tomar helada, dejar congelada y sacar del frío 10 minutos antes de servirla.
  • Se puede decorar con unas hojas de menta o galletas trituradas por la superficie.

Tarta de limon

Deja una respuesta