Presta atención a estas galletas con aceite de oliva y mantequilla de frutos secos porque no van a dejarte indiferente… Con un aceite de origen nacional todo sabe mejor.

Si te gusta darte un capricho a media tarde, o buscas unas galletas deliciosas para disfrutar de ellas durante la merienda… No te pierdas esta receta de galletas con aceite de oliva y mantequilla de frutos secos. Una propuesta deliciosa en la que usamos buenos ingredientes y grasas saludables para tener un momento perfecto en cualquier momento. Porque lo bueno que tienen estas galletas de aceite de oliva, además, es que las podemos llevar a donde queramos. Si trabajamos fuera, si nos vamos de excursión, si entre semana no tenemos tiempo de prepararnos un tentempié sabroso en poco tiempo… Podemos hornear una cantidad generosa de ellas y guardarlas en un recipiente hermético para disfrutarlas a lo largo de la semana.

Galletas con aceite de oliva

Galletas con aceite de oliva

Y como decía antes… Si usamos grasas saludables como el aceite de oliva para prepararlas… Tenemos un bocado estupendo. Con sabor a chocolate y a frutos secos… Crujiente y jugosa. ¿Qué más podemos pedir? Anímate con la receta porque no tardarás más de 15 minutos en prepararla y después hornearlas. ¡No la puedes dejar escapar!

Galletas con aceite de oliva

Ingredientes para las galletas con aceite de oliva y mantequilla de frutos secos:

  • 80 gr. de aceite de oliva de origen nacional
  • 120 gr. de harina de avena (o copos de avena molidos)
  • 40 gr. de cacao
  • 40 gr. de mantequilla de cacahuete (u otro fruto seco)
  • 50 gr. de azúcar de coco
  • 1 huevo M
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • mantequilla de frutos secos, para decorar

Galletas con aceite de oliva

Preparación de las galletas con aceite de oliva y mantequilla de frutos secos:

En primer lugar, precalentamos el horno, con calor arriba y abajo, a 180ºC. Preparamos una bandeja de horno, poniendo encima un papel vegetal donde hornearemos las galletas. Dejamos reservado.

Por otro lado, en un bol, ponemos el aceite y el huevo, y batimos ligeramente. Añadimos el azúcar, y volvemos a batir hasta que empiece a formar espuma. Seguidamente, añadimos el aceite, mientras continuamos batiendo con las varillas eléctricas. Ahora, tamizamos encima la harina de avena, el bicarbonato y el cacao, y mezclamos bien. Tenemos que obtener una mezcla homogénea, y con la que podamos formar una bola. Si vemos que está muy pegajosa, la tapamos con film transparente, y refrigeraremos unos 20 minutos.

Cuando esté consistente, iremos haciendo bolitas, del tamaño de una nuez, ayudándonos de las manos. Las ponemos sobre la bandeja de horno que teníamos preparada, y presionamos el centro con un dedo, para hacer el agujero donde, una vez horneadas, introduciremos la mantequilla de frutos secos. Cuando las tengamos todas listas, las introducimos en el horno, a la misma temperatura, durante 15 minutos.

Pasado el tiempo, las sacamos, y dejamos enfriar sobre la misma bandeja. Una vez frías, las rellenamos con la mantequilla de frutos secos, y espolvoreamos unos nibs de cacao por la parte superior. Las guardaremos en un recipiente hermético bien cerradas para evitar que se ablanden.

Galletas con aceite de oliva

Pin It on Pinterest