Hace ya unos días que os hablé de esta musaka vegetal con tomate frito IBSA. Y fuisteis muchos los interesados en tener la receta.

Reconozco que he tardado un poco… Pero ya está aquí esta musaka vegetal para deleitar cualquier paladar. Es una receta súmamente sencilla de preparar, aunque no lo parezca. Lo que es cierto es que requiere su tiempo. Porque tenemos que preparar las verduras, el sofrito… Y si usamos algún que otro ingrediente de más, tener en cuenta que los tiempos de cocción son diferentes en función del vegetal que incorporemos a la receta. Pero también es verdad que si usamos el tomate frito IBSA nos ahorraremos un buen rato, y el resultado, al ser un producto de tan buena calidad, nos resultará espectacular.

musaka vegetal

Como os digo siempre, con buenos ingredientes, y un poco de mimo, no necesitamos de grandes técnicas culinarias. Y en este caso, con un horno y una sartén lo tendremos prácticamente listo. El horno, es importante para asar las berenjenas, que hacen de capas (tipo pasta) de la elaboración final. Y también para gratinarlo, porque evidentemente la capa superior crujiente si usamos queso o levadura nutricional (en la opción vegana), es el deleite de muchos. Sobretodo en mi caso, es la mejor parte combinado con la jugosidad de las verduras y el sabor tan rico de este tomate frito.

A continuación os dejo cómo prepararla y los ingredientes que vamos a usar para ello. Ya veréis que es de lo más sencillo. Es más, podemos montarlo todo y dejarlo refrigerado de un día para otro. Y antes de comer, le damos un golpe de horno para que esté bien calentito y gratinamos la capa superior, y listo. Más sencillo imposible, ¿verdad?

musaka vegetal

Ingredientes para la musaka vegetal:

  • 1 berenjenas pequeñas o una grande
  • 1 cebolla mediana
  • 4 champiñones
  • 1 diente de ajo
  • 150 gr. de tofu (podría ser carne picada, o tiras de pollo, en el caso de no hacerla vegetal)
  • 230 gr. de tomate frito IBSA
  • 100 gr. de espinacas frescas
  • 4 corazones de alcachofas
  • sal y pimienta negra
  • aceite de oliva virgen extra

Para la bechamel:

  • 250 ml. de leche de soja (para la opción vegetariana o vegana)
  • 1 cucharada sopera de harina de espelta integral
  • nuez moscada
  • sal
  • aceite de oliva virgen extra
  • queso (o levadura nutricional para la opción vegana)

musaka vegetal

Preparación de la musaka vegetal:

En primer lugar, limpiamos bien las berenjenas, las secamos y las cortamos longitudinalmente, haciendo láminas de 1 cm de grosor. Las ponemos en una bandeja de horno forrada con papel vegetal y las horneamos 10 minutos a 180ºC.

Por otro lado, picamos los champiñones, previamente lavados, también la cebolla. Pelamos el ajo y lo troceamos bien fino. Ponemos dos cucharadas de aceite de oliva en una sartén, y añadimos la cebolla y el ajo. Rehogamos dos minutos y añadimos los champiñones, y los corazones de alcachofas partidos en cuartos. Salpimentamos al gusto.

Rehogamos unos 15 minutos. Y ahora, con las manos, desmenuzamos el tofu, bien escurrido, y lo integramos con las verduras. Removemos bien. Cuando las verduras estén bien tiernas, añadimos el tomate frito y removemos para que todo quede bien integrado. Por último, añadimos las espinacas frescas y mezclamos todo el conjunto.

Cuando esté el sofrito listo, empezamos a montar la musaka vegetal. En una fuente, apta para horno, ponemos una capa de berenjenas, cubriendo bien la base. Repartimos 1/3 del sofrito. Cubrimos con otro capa de berenjenas, y otro tercio del sofrito. otra capa de berenjenas, y la última parte del sofrito. Y terminamos con una capa de berenjenas. Es decir, 4 capas de berenjena laminada y 3 de sofrito.

Una vez listo, preparamos la bechamel. Para hacerla, ponemos un poco de aceite en una sartén y añadimos la harina. La sofreímos durante un par de minutos, y una vez tostada, iremos añadiendo poco a poco la leche, sin dejar de remover, para evitar que se nos formen grumos. Va muy bien ayudarnos de unas varillas de silicona para ello. Una vez la leche esté incorporada, dejaremos cocer unos minutos, para que espese. Añadimos una pizca de nuez moscada y la sal. Cuando esté cremosa, repartimos sobre la superficie de la musaka vegetal.

Por último, cubrimos con queso rallado, o con levadura nutricional si hacemos la opción vegana, e introducimos en el horno durante 15 minutos para que esté bien caliente. Los últimos 5 minutos encendemos el gratinador, para que quede la superficie tostada.

Y ya la tendremos lista, serviremos de inmediato.

musaka vegetal

musaka vegetal

Pin It on Pinterest