¿Ya sabes lo que me gustan las cheesecakes y sus versiones?

Pues hoy vengo con una cheesecake de frutos rojos con BePlus. Más sencilla que nada en el mundo, pero repleta de sabor. Para hacerla, no necesitarás horno, y en apenas 15 minutos ya la tendrás lista. Después, lo más difícil, es esperar a que solidifique en frío antes de poder hincarle el diente.

Desde la marca BePlus me propusieron usar uno de sus productos para elaborar una receta. Y ya sabéis que yo tomo cualquier cosa como un reto, e invento una receta ¡para darle la vuelta a la tortilla!

En este caso, esta cheesecake de frutos rojos… tengo que reconocer que es un reto sencillo, porque el BePlus ANTIOXIDANT que he usado, repleto de frutos rojos y purés de frutas y verduras, todos de origen ecológico. Este producto en concreto, contiene 63% de puré de fresa y plátano y un 26% de puré de zanahoria. Además de otros zumos de grosella, cereza, frambuesa… Que le dan este color tan impresionante. ¡Y sin azúcares añadidos!

Para el resto, simplemente mascarpone y una base de galletas o frutos secos que lo hacen realmente irresistible.

Ingredientes para la cheesecake de frutos rojos con BePlus:

  • 90 gr. de anacardos, tostados un poquito en una sartén
  • 80 gr. de dátiles Medjoul
  • 450 gr. de mascarpone
  • 300 gr. (2 unidades) de BePlus Antioxidant
  • 4 láminas de gelatina
  • 1/2 vaso de leche (150 ml)

Preparación de la cheesecake de frutos rojos con BePlus:

En primer lugar, preparamos la base. Para ello, trituramos en un procesador de alimentos los anacardos, previamente tostados. Añadimos los dátiles, y trituramos hasta obtener una pasta que sea manejable. Vertemos esta mezcla en un molde desmontable de 15 cm. de diámetro. Previamente hemos forrado la base del molde con un círculo de papel vegetal.

Con una cuchara, presionamos bien la mezcla, hasta conseguir que adquiera la forma del molde y quede bien lisa. La refrigeramos.

Por otro lado, ponemos las láminas de gelatina en agua muy fría, para que se hidraten.

Por otro lado, ponemos el mascarpone en un bol, junto al puré de frutas Be Plus. Removemos cuidadosamente con unas varillas manuales. Os aconsejo que no uséis batidora, puesto que el mascarpone podría cortarse muy fácilmente por exceso de batido. Cuando la gelatina esté hidratada, calentamos la leche en el microondas, y en ella ponemos las láminas bien escurridas. Removemos hasta que estén disueltas. A continuación, vertemos la leche poco a poco sobre el mascarpone, sin dejar de remover, hasta que esté totalmente integrado. Cuando tengamos una mezcla homogénea, la vertemos sobre la base refrigerada.

Por último, introducimos en el frigorífico y dejamos que cuaje, durante un mínimo de 4 horas. Antes de servir, decoraremos con frambuesas frescas y fresas laminadas.

Pin It on Pinterest