Hoy vengo con una receta #delicious hecha de manera muy sencilla y fácil. Una quiche de calabaza y cebolla impresionante. Porque a veces, aunque algo parezca complicado, no lo es en absoluto.

Y esto mismo es lo que pasa con muchas tartas saladas, como esta quiche de calabaza y cebolla que os enseño a preparar a continuación.

Quiche de calabaza y cebolla

Ingredientes de la base de la quiche de calabaza y cebolla:

  • 100 gr. almendras crudas
  • 100 gr. copos de avena
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 40 gr. AOVE
  • 1 cucharadita orégano seco
  • agua

Con el procesador de alimentos, trituramos las almendras y la avena durante 10 segundos a máxima potencia. Agregamos el resto de ingredientes y mezclamos bien. Añadimos agua poco a poco hasta obtener una masa pegajosa.
Engrasar un molde de 20 cm. de diámetro y forrar la base con papel vegetal. Extender la masa y subir por los bordes. Hornear 10 minutos a 180ºC y reservar.

Ingredientes del relleno de la quiche de calabaza y cebolla:

  • 375 gr. calabaza cruda
  • 2 huevos M
  • 150 gr. mozarella
  • 1 cebolla morada pequeña
  • 60 gr. leche de avena
  • 1 pizca de sal
  • pimienta negra
  • un poquito de nuez moscada

En el microondas, cocemos la calabaza al vapor durante 15 minutos (en un plato, cubierta con film transparente). Introducimos la calabaza en el vaso de la trituradora. Agregamos el resto de ingredientes, menos la cebolla, y trituramos hasta tener una crema lisa.
Vertemos sobre la masa pre-horneada. Cortamos la cebolla a rodajas finas y colocamos sobre el relleno.
Hornear a 180ºC durante 30 minutos o hasta que veamos que está cuajada.

Y a partir de aquí, solo te queda disfrutar de esta quiche de calabaza y cebolla que gustará a todos. Y sobre todo a ti, por su sencillez, y porque quedarás como un gran chef 😉

Pin It on Pinterest