Los que me seguís de hace tiempo sabéis lo que me gusta a mí este té verde tan intenso y delicioso. Y ahora ya podéis encontrarlo en muchos sitios. Eso sí, aseguraos siempre que sea de buena calidad. Por ejemplo, lo tienes en tiendas como Aromas de té, especializados en este tipo de productos.

Y es que encuentro que es un ingrediente fantástico y que, además de para una bebida refrescante como hoy, también podemos usarlo para muchísimos postres y aprovecharnos de todas sus propiedades, que son casi infinitas.

Si quieres preparar el iced tea matcha para refrescarte en un día caluroso, solo necesitas unos cuantos ingredientes y, eso sí, un poquito de cariño. Porque preparar un delicioso té matcha es como un ritual

Iced tea matcha

Ingredientes para el Iced tea matcha:

  • 250 ml. de leche, o cualquier bebida vegetal al gusto
  • 1 cucharada de polvo de té Matcha
  • 2 cubitos de hielo
  • endulzante al gusto
  • agua

Preparación del Iced tea matcha:

En primer lugar, tenemos que disolver el Matcha en un poquito de agua caliente, hasta que no queden grumos.
Así que, calentamos el agua (lo ideal sería que estuviese caliente pero que no alcanzara los 90º para que el matcha no pierda propiedades). Vertemos el matcha en el agua y removemos hasta que se disuelva por completo y no queden grumos. Según marcan las tradiciones, se tiene que hacer con una escobilla de bambú, pero podemos hacerlo con una cuchara de madera.

Eso sí, intentaremos evitar el acero, puesto que el matcha, según se comenta, se oxida con ese material.

Por otro lado, pondremos en una batidora el hielo, la leche y el endulzante si lo usamos. Nos tendremos que asegurar que nuestra batidora tiene potencia suficiente para picar hielo.

Una vez dentro, picamos hasta que esté el hielo triturado, y nos quedará una bebida espumosa con textura de granizado.

La pasamos a un vaso, y vertemos ahora el matcha disuelto en el agua caliente. Mezclamos ligeramente. Por último, servimos y ¡a disfrutar!

Iced tea matcha

Si buscas otra idea interesante para el matcha, además del Iced tea matcha, puedes hacer exactamente lo mismo para disolver el polvo de té verde, pero en leche directamente. Y después, servimos sobre unos cubitos congelados con una frambuesa en su interior, como ves en las imágenes.

¡Es una forma divertida, saludables y muy llamativa de tomar una bebida refrescante y #delicious !

Si buscas otras recetas con esta maravilla de ingrediente, aquí te dejo algunas ideas: japanese cotton cheesecake con matcha, tarta de chocolate y matcha, tiramisú de té matcha, cheesecake de té matcha, turrón de té matcha, granola con té matcha, galletas de té matcha, tarta de lima y matcha, y aún más recetas.

¿Cuánto sabes del té matcha?

Por si todavía no te he convencido por su aspecto, te voy a dar más información acerca de este maravilla de té verde.
Aunque pueda sonarnos a chino, fueron los monjes japoneses los que lo dieron a conocer por sus increíbles propiedades para nuestro organismo.

La principal característica de este té es que no se infusiona como pasa con el resto. Este té, después de un proceso de secado minucioso, se elabora a partir de moler las hojas. Las reducen a polvo y éste se mezcla con el líquido caliente para tomarlo como más nos guste, o para hacer algunas de las muchas recetas que os he dejado más arriba.

Y entonces, podemos entender así por qué tienen tantísimas propiedades, ¿verdad? Porque no estamos tomando una infusión del mismo, sino que, directamente, lo estamos ingiriendo.

Es por eso que, entre otras cosas, el matcha en polvo reduce el colesterol y el azúcar en sangre, y de este modo actúa regulando los niveles y manteniéndolos estables. Pero no sólo eso. El Matcha es un poderoso antioxidante, un alimento energético, y que, con ello, ayuda en la pérdida de peso, al mismo tiempo que es capaz de ayudarnos en la relajación porque actúa rebajando los niveles de ansiedad.

¿Y algo más? Pues sí. También mejora el sistema inmunitario y ayuda en la prevención de ciertas enfermedades. Normal que con este prospecto todos queramos consumirlo de alguna forma, ¿verdad?

¿Qué te parece? Creo que, al menos, no está de más que le demos una oportunidad. Seguro que alguna forma hay para poder aprovechar todo su potencial.

Pin It on Pinterest