¿Quién no ha disfrutado tantísimas veces de la clásica San Marcos? En ese caso era nata y chocolate… Sí.

Pero dejadme que os cuente algo. Cuando me ponían un trozo de esa tarta, yo le sacaba la nata y me comía la trufa. Del mismo modo que con las lionesas. Siempre atacaba a las de chocolate, y las de nata, para el que viniera después.

Un sinsentido. Me gusta la nata, sí. Pero el chocolate me gusta mucho más. Y puestos a escoger entre nata y vainilla. Prefiero un millón y medio más de veces la vainilla. Así que esta tarta de hoy lo tiene todo. Todo y todo. Porque además, esta tarta de vainilla y chocolate es:

Sin horno
…sin azúcar
y sin esfuerzo
Pero. Eso sí.

Con mucho SABOR.

Tarta de vainilla y chocolate

Y para que me creáis, aquí os dejo la receta:

Para la base de esta tarta de vainilla y chocolate:

  • 80 gr. anacardos
  • 50 gr. dátiles
  • 15 gr. aceite de coco

Para el relleno chocolate:

  • 250 gr. mascarpone
  • 140 gr. chocolate negro fundido
  • 120 gr. mantequilla de anacardos

Para el relleno vainilla:

  • 80 gr. manteca de cacao (podría ser mantequilla)
  • 400 ml. leche de coco de lata
  • 25 gr. pasta de vainilla
  • 110 gr. de dátiles
  • Opcional: 10 gr. de maca en polvo
Tarta de vainilla y chocolate

Preparación de la tarta de vainilla y chocolate:

En primer lugar, tritura los ingredientes de la base, pasa a un molde de 15 cm. desmontable forrado con papel vegetal. Ahora, presiona hasta compactar y que quede una base uniforme que se adhiera al molde, pero sin subirla por los costados.
Seguidamente refrigera, mientras preparas las siguiente capa que es la de chocolate.

Para la capa de chocolate, lo primero que tenemos que hacer es fundir el chocolate en el microondas. Podemos hacerlo también al baño maría. Pero en el microondas, a intervalos cortos de tiempo y baja potencia podemos hacerlo más rápido y sencillo. Una vez fundido, lo mezclaremos con la mantequilla de anacardos y el queso mascarpone. Es muy importante que el queso esté a temperatura ambiente para que así el chocolate no solifique y se nos forme una pasta.

Una vez tengamos una masa uniforme, la vertemos sobre la base que hemos refrigerado en un principio. Con la primera capa, lo refrigeramos 45 minutos.
Por último, fundimos la manteca de cacao, también al microondas. Ahora, trituramos la manteca fundida junto a los dátiles deshuesados, la leche de coco, la maca si la usamos y la vainilla. Cuando tengamos un líquido homogéneo, lo vertemos sobre la capa de chocolate solifidificada. Y con las dos capas ya listas, lo refrigeramos 2 horas más.
Antes de servir, decoramos con nibs de cacao y sirope de chocolate.

Tarta de vainilla y chocolate

Pin It on Pinterest