Le pongo cheese bites o waffle bites porque realmente no se me ocurren muchos más nombres. Y porque llamarle aperitivo de queso, además de causar confusión, no queda tan trendy, ni tan cool.

Y la verdad es que sí, que me gusta que las cosas queden monas y apetezcan, tanto por la vista como por el nombre, por su fonética. Y cheese es una palabra que me gusta mucho. <chíis>, suena bonito.

cheese bites

A lo que iba, que esta receta es, como siempre, sencilla y podemos hacerla si queremos antes. Pero os recomiendo que le deis un golpe de horno antes de servirlos, porque calientes no tienen rival alguno.

Te recomiendo que leas hasta el final porque te voy a dejar unos tips para que te queden perfectos.

Para preparar estos cheese bites necesitarás:

  • queso provolone, u otro que sea fundente pero seco*
  • harina de avena para el primer rebozado
  • huevo batido para el segundo rebozado
  • almendra molida para el tercer rebozado
cheese bites

Preparación de los cheese bites:

Cortamos el provolone a tiras, y estas tiras en rectángulos. Os recomiendo que lo hagáis a vuestro gusto. Los míos tenían un tamaño de unos 2x4cm. Este trocito lo rebozamos en harina de avena, para que quede bien cubierto.

Ahora, lo pasamos por el huevo batido, y por último, lo rebozamos en la almendra molida. Intentaremos que quede todo bien cubierto, aunque se abrirá en la gofrera, pero es importante que esté bien sellado.

Por último, ponemos en la gofrera, bien caliente, sin presionarla para cerrarla. Dejamos que se caliente hasta que se dore. Servimos.

#deliciousmarthatips

  • Uso polvorone porque la mozarella seca no tiene demasiado sabor para que quede bien esta receta, y la fresca no sirve. Recomiendo un queso que sea seco, pero fundente.
  • Una vez rebozados, déjalos en la nevera unos 10/15 minutos antes de meterlos en la gofrera para que mantengan mejor la forma.
  • Cuando estén dorados, abre la gofrera y espera 30 segundos antes de sacarlos. Será más fácil retirarlos y aguantan mejor la forma.

Pin It on Pinterest