El pasado 11 de octubre en París tuvo lugar la Pasta World Championship organizada por Barilla. Y yo tuve la oportunidad (y la suerte) de vivirlo en primera persona. Y también dejar que vosotros, a través de mis Stories en Instagram, me acompañarais y lo vivierais conmigo.

Una puesta en escena espectacular, abundante glamour, fotografías y flashes por doquier. Un cúmulo de talento y mucha, muchísima pasta. Y una, que lleva más de 5 años empezando cada lunes la semana con sus #deliciousmondays basados en platos de pasta…  ¡Qué os voy a contar! La más feliz del universo viviendo la PWC y cómo los 14 finalistas llegados de alrededor del mundo se disputaban el mejor puesto.

El evento tuvo comienzo el jueves 10 de octubre con la presentación de cada uno de sus platos.

  • Memories of mediterranean flavours, de Nicola Pelligana (AUS)
  • La Vita verde, de Sebastian Butzi (AUT)
  • Summer by the sea, de Heaven Delhaye (BRA)
  • Spaghetti con le sarde, de Kshitiz Sethi (CAN)
  • Pasta land art, de Edouard Chouteau (FRA)
  • Feel the beet, de Zora Klipp (GER)
  • Arabesque, de Nikos Billis (GRE)
  • Pasta e patate, de Matteo Carnaghi (ITA)
  • Penne gorgonzola profumo giaponese, de Keita Yuge (JAP)
  • A dish inspired by autumn, de Jay Boyle (NOR)
  • Walik in the Woods, de Léa Marion (SWE)
  • Somewhere between red and yellow, de Gabriel Heintjes (SWZ)
  • Benvenuti al sud, de Chirstian Carrierri (UAE)
  • Vivaldi’s spring movement, de Sean Turner (USA)

Cada uno de ellos, orquestados por los maestros de ceremonias Stéphane Rotenberg y Lorenzo Cogo, tuvo 40 minutos para preparar su plato y dejarlo en manos del jurado para su valoración. No sin antes hacer un emplatado para que los foodies allí presentes tuviésemos oportunidad de retratarlo en el espacio habilitado para ello.

Simone Zanoni, Amandine Chaignot, Davide Oldani, Paola Navone y Ashley Alexander fueron los encargados de discernir, entre mucho talento y una buena dosis de carbohidratos, cuáles serían los 8 finalistas que a la mañana siguiente se disputarían el puesto en la final.

Entre tanto lienzo pintado de salsas, aderezos, espumas y muchísimos aromas; y decorado con las formas más tradicionales de la cocina italiana, también tenía lugar el arte de las musas: la música.

Hacer una melodía con los sonidos que se originan al cocinar un plato de pasta, y hacerlo permanente en un vinilo de color blanco, es algo que solo puede ocurrir en una #TheArtOfPasta .

Después de deliberar cuáles eran los cuatro mejores… llegan los nervios y el momento más complicado de todos. Hay que enfrentarse de nuevo cara a cara, en 60 minutos, y elaborar el mejor plato de pasta que hayas hecho jamás, el que te llevará a lo más alto, el que te dará la victoria.

Heaven Delhaye, Kshitiz Sethi, Keita Yuge y Edouard Chouteau.

El mejor del mundo estaba entre en sus manos.

Y el jurado finalmente escogió a Keita Yuge y su plato “Penne gorgonzola profumo giaponese” como el gran ganador de la final del 2019.

Su plato lo podéis ver a continuación, y fue escogido por su originalidad, la combinación de sabores y el hecho de parecer un lienzo sencillo y extremadamente creativo sobre el plato.

Yuge acopla sabores opuestos como las ostras con el prosciutto, la gorgonzola, la panceta, el ajo las espinacas y las algas.

No tuve oportunidad de probar ese plato, pero estoy convencida de que en vuestras mentes suena igual de extraño que en la mía. Y en cambio, el jurado no tuvo duda en escogerle vencedor.

Por si vosotros sentís la misma curiosidad que yo, os dejo a continuación la receta de Keita Yuge y su penne al gorgonzola with oysterand an aroma of Japan.

Ingredientes para 4 personas:

  • 100 gr. pene rigate caja azul Barilla

Para la salsa de ostras:

  • 8 ostras
  • 80 gr. cebolleta
  • 10 gr. prosciutto crudo
  • aceite de oliva virgen extra
  • 2 gr. de algas

Para la salsa de gorgonzola con “Kihoturu Jyunmaiginjyou”:

  • 100 gr. de gorgonzola dulce
  • 60 ml. de leche
  • 40 ml. de crema
  • 40 gr. Kihoturu Jyunmaiginjyou (es un tipo de sake)
  • harina hasta obtener textura

Para el puré de espinacas:

  • 150 gr. hojas de espinacas
  • 15 gr. panceta
  • 3 gr. ajo

Para guarnición:

  • 10 hojas de espinaca seca
  • 10 hojas de ostra
  • 10 nueces
  • 10 ostras salteadas

Preparación:

Abre las ostras y guarda el jugo. Escurre y reserva.

Cocina la cebolleta con el aceite en una sartén hasta que caramelicen. Aáde el prosciutto y las algas. Cocina unos minutos, añade las ostras y el jugo.

Cocina durante unos minutos más.

Con una batidora, tritura hasta conseguir una salsa y reserva.

Corta el queso gorgonzola y espolvorea un poco de harina sobre él. Añade la leche, la nata y el Kihoturu Jyunmaiginjyou en un cazo.  Hierve ligeramente y añade entonces los trozos de gorgonzola. Sigue cocinando hasta que se forme una salsa ligera.

En otro cazo, saltea la panceta con el ajo entero hasta que estén dorados. Añade las hojas de espinaca y cocina hasta que se ablanden. Retira el ajo y tritura el resto hasta que se convierta en un puré fino y sin grumos. Reserva.

A parte, cocina la pasta en una cazuela con abundante agua salada hasta que esté al dente. Cuando esté lista, escurre y saltea en una sartén la pasta con la salsa de ostras que se ha preparado al principio.

En el centro del plato, poner la salsa gorgonzola, añadir la pasta salteada, decorar con el puré de espinacas. Decorar con la ostra cocida y salteada de la guarnición, las hojas de espinaca y de ostra, las nueces y un poco de polvo de sake.

Pin It on Pinterest