Me cuesta creer que no tuviese yo una receta de cheesecake de fresa saludable publicada, con lo que son para mí las tartas de queso. Pero estuve buscando y rebuscando y nada. Ni rastro de ella.

Así que, cuando me percaté, me puse manos a la obra e hice una receta que merece entrar en el top 10 de las tartas de queso porque cumple casi todos los requisitos para ser perfecta:

  • sin horno
  • sencilla
  • sin azúcar
  • saludable
  • delicious
  • con fruta…

¿Y entonces? Cómo es que no es perfecta? Porque no tiene chocolate 😉 Pero eso tiene fácil solución. A la próxima, prometo hacerle una cobertura con chocolate fundido, y sí: eso será perfecto.

Te dejo aquí la fácil preparación y los pocos ingredientes que necesitas para ella.

cheesecake de fresa saludable

Cheesecake de fresa saludable, sencilla y delicious:

Para un molde de 15 cm. necesitarás:

BASE:
– 80 g. Galletas caseras
– 35 g. Mantequilla o dátiles

Ó PUEDES SUSTITUIRLO POR:
– 80 gr. anacardos
-50 gr. dátiles
-15 gr. aceite de coco

RELLENO:

  • 360 g. Fresas frescas
  • Vainilla
  • 300 g. queso crema
  • 60 g. leche avellanas o avena
  • 1/2 cdta. Estevia líquida
  • 4 hojas gelatina
cheesecake de fresa saludable

Para preparar esta cheesecake de fresa saludable, lo primero que haremos será triturar las galletas en una picadora, o con una mano de mortero, hasta que sean polvo. Fundimos la mantequilla y lo combinamos bien. Ponemos en el fondo de un molde desmontable, forrado co un círculo de papel vegetal y alisamos la galleta, presionando para que coja la forma del molde. Refrigeramos.

Para el relleno, hidratamos la gelatina en agua muy fría.

A parte, trituramos las fresas (si no queremos encontrarnos pepitas, colamos el puré). Pondremos el queso en un bol junto a la vainilla, la estevia y el puré de fresa. Por otro lado, calentamos la leche en el microondas, y en ella, diluimos la gelatina previamente bien escurrida. Vertemos sobre la mezcla anterior y vamos removiendo hasta que tengamos una masa homogénea.

Con cuidado, pondremos el relleno sobre la base refrigerada. E introducimos de nuevo en la nevera durante un mínimo de 4 horas para que cuaje bien.

Pasado el tiempo, desmoldamos cuidadosamente y decoramos con más fresas frescas.

cheesecake de fresa saludable

*Aguanta en perfectas condiciones hasta 4 días en la nevera.
**Se puede congelar
***Si quieres ver el paso a paso en vídeo, lo tienes aquí.

cheesecake de fresa saludable

Pin It on Pinterest